- Pactos Diabolicos -

Para interiorizarnos en estas cuestiones recurriremos, nuevamente, a la tradición que sustenta el conocimiento de los operadores. Se conocen algunas obras que conservan el saber mas antiguo requerido por los iniciados. Entre ellas ocupan un lugar de preferencia el "Gran Grimorio" y el "Enchiridion Leonis papae". La palabra "Grimorio", viene, según dicen, del italiano "Rimario", como quien diría: composición de versos. Los antiguos estaban persuadidos de que los versos coadyuvaban la fuerza de las operaciones mágicas, por esto las llamadan "incantatationes".
El Gran Grimorio se presenta como el arte de conjurar los espíritus celestes, aéreos, terrestres o infernales, con el verdadero secreto de hacer hablar a los muertos, de ganar siempre que juega a la lotería, de descubrir tesoros ocultos, etc.

Lucifer - Emperador/Belzebu - Principe/Astarot - Gran Duque.

Luego, asumiendo una jerarquía y organizacion de tipo militar, siguen los espíritus superiores que están subordinados a los tres ya indicados:

Lucífugo-primer ministro/ Satanachia- gran general / Agaliarept/ capitán general /Fleuretty - teniente General /Sargatanas - Jefe superior/

Nebiros - mariscal de campo.

Estos grandes espíritus tienen además, a su servicio, otros dieciocho espíritus subordinados:

" Lucifago" manda sobre Bael, Agares y Marbas.
" Satanachia" sobre Pruslas, Aamon y Babatis.
" Agaliarept" sobre Buer, Gusoin y Botis.
" Fleuretty" sobre Bathim, Pursan y Abigar.
" Satarganas" sobre Loray, Valefar y Foran.
" Nebiros" sobre Ayperos, Neburus y Glasyabolas.

Según las enseñanzas del Gran Grimorio, existen además millones de espíritus que están subordinados a los ya nombrados.
Pero es inútil conocer sus nombres, ya que solo actúan cuando así lo disponen los espíritus superiores.
De tal manera, se indica que haciendo pacto con uno de los seis principales, no es importante que espíritu cumplira el servicio.

Luego se describen las potencias, ciencias, artes y talentos de los espíritus principales, a fin de que el quiera formar un pacto pueda encontrar en cada uno de los seis espíritus superiores al que sea mas apropiado.

Lucifago Rofacale, primer ministro infernal: Tiene el poderío que "Lucifer" le ha dado sobre todas las riquezas y todos los tesoros del mundo.
A sus ordenes militan Bael, Agares y Marbas y muchos otros millares de demonios y espíritus subordinados.

Satanachia, gran general. Su poder le permite descubrir los secretos mas recónditos en todas las cotes y todos los gabinetes del mundo.
Es capaz de descubrir los grandes misterios. Manda a la segunda legión de espíritus y tiene inmediatamente a sus ordenes a Buer, Gusoin y Botis.

Fleuretty, teniente general, puede hacer la obra que se desea, durante la noche.
También hace caer granizo y manda un cuerpo considerable de espíritus.
Tiene subordinados a Bathin, Pursam y Abigar.

Sargatanas, jefe superior, tiene el poder de hacer invisible a quien se lo pida y transportarlo a todas partes. Le permite abrir todas las cerraduras y ver todo cuanto ocurre en el interior de las casas.

Enseña todas las mañas y astucias de los pastores. Ordena a muchas brigadas de espíritus y tiene bajo sus ordenes a Loray, Valefar y Foran.

Nebiros, mariscal de campo e inspector general, es capaz de hacer enfermar a quien se desee.
Enseña todas las cualidades de los metales, de los minerales, de los vegetales y de todos los animales puros e impuros.
También posee el arte de predecir el porvenir, siendo uno de los mayores nigrománticos de todos los espíritus infernales.
Va a todas partes, es inspector de todas las milicias infernales y tiene a sus ordenes a Ayperos, Neberus y Glasyabolas.

El gran Grimorio continua exponiendo los pasos a seguir cuando se desea realizar un pacto con un espíritu infernal.

En primer lugar destaca la necesidad de saber fabricar un bastón fulminante y el circulo cabalístico.

En la antevíspera del pacto se deberá cortar, con un cuchillo nuevo, sin uso, una varilla de nogal silvestre precisamente en el momento en que el sol aparece en el horizonte.
Luego se deberá conseguir una piedra hematite y cirios benditos.

Provisto de tales elementos, se buscara el lugar adecuado para el ritual, pero aclara: "en el que nadie venga a interrumpiros".

Se trazara un triángulo con la piedra hematite, y se colocaran dos cirios benditos en un lado, con el Santísimo nombre de Jesús, para que los espíritus no puedan causar ningún daño.
Después de colocara en medio del triángulo, teniendo en la mano la varilla con la apelación al espíritu, la clavicula y la petición que desee hacerse junto con el pacto.

Habiendo ejecutado lo anterior, se comenzara a recitar la apelación con esperanza y firmeza:

" Emperador Lucifer, señor de todos los espíritus rebeldes, ruegote que me seas favorable en la apelación que hago a tu gran ministro. Lucifago Rocafale, deseando hacer pacto con el.

Ruegote tambien, príncipe Belzebu, que me protejas en mis empresas.

¡ Oh conde Astarot! seame propicio y haz que en esta noche el gran Lucifago se me aparezca bajo forma humana y sin ningún hedor y que me conceda, por medio del pacto que voy a presentarle, todas las riquezas que necesito.

¡ Oh, gran Lucifago! ruegote que abandones tu morada, en cualquier parte del mundo, que te encuentres, para venirme a hablar, si no te obligare por fuerza del gran Dios vivo, de su excelso Hijo y del Espíritu Santo.

Obedeceme prontamente o seras eternamente torturado por la fuerza de las potentes palabras de la Gran Clavicula de Salomón, de la que servía para obligar a los espíritus rebeldes a admitir su pacto, así, pues, aparecete cuanto antes o voy a atormentarte continuamente por las fuerzas de las potentes palabras de la Clavicula: - Agion, Tetragram, Vaycheen, Stimilamato y Ezpares, retragammaton oryoram irion erglion existion eryona onera brasin movn messia, soler Emmanuel Sabast Adonai, te adoro, te invoco".

Continua el Gran Grimorio, indicando la forma de negociar con el espíritu invocado, que tratara de comprometer el alma del operador.
Por este, le ofrecera a cambio un pergamino firmado, en el que le promete rendir culto en dias y lugares especificos, con la advertencia de que, sino cumpliera, entregara su alma.
Si el espíritu rechazada la propuesta, se le advertira su deber de obediencia, y tilizando las palabras recitadas de la clavicula , ya mencionadas.

El operador no podrá tocar cualquier tesoro que el espíritu le ofreciera, sin hacerlo antes con su vara de nogal silvestre.

Finalmente indica la manera correcta de despedir al espíritu luego de haber conseguido que acepte el pacto:
Oh, gran Lucifago! Contento estoy de ti por el presente, dejote en reposo y te permito que te retires adonde te plazca, sin hacer ruido ni dejar el mas mínimo hedor. Piensa también en tu compromiso a mi pacto, porque si faltas a el un momento, puedes estar seguro de que te atormentare eternamente con las grandes y poderosas palabras de la Clavicula del rey Salomon, por las que se fuerza a obediencia a los espíritus rebeldes"".


Fuentes Consultadas
Gustavo Maldonado

0 comentarios : ( +add yours? )

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...