11.11.2014

Que es el Mal de Ojo, Como Protegerse -


El mal de ojo es una transmisión energética negativa por medio de la mirada que se implanta en otra persona, ya sea, voluntaria o involuntariamente. 
Los causantes de este mal suelen ser personas que manejan grandes dosis de envidia, odio y fuerza volitiva.
Es bastante conocido hace mucho tiempo el uso que hacen los hipnotistas de sus ojos y su voluntad para lograr la sugestión en otras personas, algo parecido ocurre cuando hay un caso de aojamiento o pujo. 
La mayoría de estos casos se presentan en bebés pero también ocurre con gran frecuencia en personas adultas e incluso en animales.
Esta creencia hace parte de la tradición popular en muchos pueblos del mundo y es llamado por diferentes nombres, tales como: pujo, aojamiento, maldición o fascinación.

La medicina actual va en contra de esta clase creencias y las desaprueba, pero ocurre en muchos casos, que al llevar los niños o bebés al Doctor, nunca logran diagnosticar y curar tal enfermedad, cosa que sí ocurre cuando son llevados a curanderos o chamanes, aumentando así más la fé en la existencia de dicho mal.

Síntomas del Mal de Ojo en Niños

Llanto continuo (Hay que ser comprensibles en este punto, ya que muchos padres castigan a sus hijos injustificadamente al considerar su llanto como un capricho).

- Falta de apetito.
- Insomnio (Pesadillas constantes los sobresaltan en las noches y no logran dormir).
- Algunas veces experimentan escalofríos



Síntomas en adultos

Los casos de aojamiento en adultos no son muy comunes.
Ocurren con gran facilidad cuando las personas se encuentran en frecuencias emocionales bajas, donde el aura se debilita, volviéndose vulnerable a que otras voluntades intervengan en su energía.
- Insomnio
- Pesadillas constantes
-Pesadez y opresión en el pecho o plexo solar
- Nerviosismo y ansiedad por causas inexplicables
- Energía baja
- Depresión
- Mareos
- Falta de concentración. La mente se vuelve confusa y es casi imposible enfocarse en una cosa.
- Nauseas, vómitos e inapetencia
- Desgano sexual

El siguiente ritual mágico hace parte de una tradición muy antigua.
Por supuesto, ha sido modificado un poco a lo largo del tiempo, pero aun así conserva su eficacia.

Detectar Aojamiento con Agua y Aceite

Para empezar es necesario estar en un lugar donde se disponga de total oscuridad.
Se enciende una vela blanca que haya sido marcada anteriormente con tres X y enseguida se llena un plato con agua (sí el agua es bendita, y el plato de cobre o plata mucho mejor).
El adulto o niño a diagnosticar, debe mojar con aceite el dedo índice de su mano izquierda para luego dejar caer tres gotas en el plato con agua.
Ahora es necesario pasar el plato en forma circular, y en sentido de las agujas del reloj, sobre la cabeza del niño o adulto mientras se pronuncia lo siguiente:

"Sí estás aojado de la mañana, Dios de cure y San Martín también; sí estás aojado del medio día, Dios te cure y la Virgen María también; sí estás aojado al anochecer, Dios te cure y San silvestre también".

Ahora es importante observar las tres gotas de aceite que fueron arrojadas al agua anteriormente.
Sí las gotas conservan su forma circular significa que no se padece de aojamiento, pero sí por el contrario las gotas se deshicieron y formaron más gotas, significa que sí se padece de tal enfermedad, y mientras más gotas de aceite hayan disueltas, más fuerte es el poder del hechizo.

Detectar Aojamiento con Limones

Este procedimiento para detectar el aojamiento o pujo no es recomendable cuando se trata de niños (especialmente bebés) ya que su duración es de 7 días.
Los niños deben ser atendidos con gran urgencia ya que en muchos casos conllevan a consecuencias fatales!

Se parte un limón en forma de cruz y las cuatro partes resultantes se untan con una capa de azúcar. Luego se escribe en cuatro trozos de papel el nombre completo de la persona, sospechosa de sufrir tal enfermedad, y se inserta en cada uno en los trozos de limón con azúcar.
Los trozos deben ponerse encima de un plato blanco, el cual debe ir ubicado debajo de la cama a la altura de la cabeza cuando la persona duerme.

Transcurridos siete días se revisan los limones, y sí su color es negro significa que la persona padece de mal ojo, de lo contrario, significa que está sano.
Después del ritual los limones deben botarse en la basura.

Detectar Aojamiento con Sal Marina y Fuego

Antes de empezar a explicar el procedimiento, me gustaría informar que este ritual también sirve para saber si alguien está siendo víctima de algún conjuro, hechizo o maleficio.

Es necesario tener una recipiente de metal como una cazuela (ojalá sea grande) donde se debe verter alcohol.
Acto seguido se debe prender fuego al alcohol, y la persona,,  la persona a diagnosticar arrojará pequeños puñados de sal gruesa o marina en el fuego (Hoy en día no es difícil conseguir sal marina sin procesar.
Se venden en la mayoría de tiendas esotéricas o de medicina alternativa).
Cuando la sal es arrojada el fuego produce un crujir particular, sí este es muy fuerte significa que la persona ha sido aojada.
A veces incluso el mal es tan fuerte que las llamas crecen a gran altura.

Detectar Aojamiento con Sal Marina (segundo procedimiento)

Este es quizá, el procedimiento más sencillo y practicado por las abuelas y curanderos desde hace muchos años.
Consiste en llenar un plato de cualquier metal (mejor sí es de plata o cobre) con vinagre y varias cucharadas de sal gruesa o marina.
Luego el plato se ubica bajo la cama de la persona a la altura de la cabeza y se deja allí durante tres días.
Una vez transcurrido todo este tiempo, se observa el plato y si se nota que la sal se encuentra en los bordes del plato, o incluso los ha desbordado, significa que aquella persona padece de mal de ojo. Este es uno de los métodos más recomendables para detectar el aojamiento.

En Proximas entradas veremos los amuletos correspondientes


Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...