11 de diciembre de 2014

Benares - A la Orilla Del Ganges en India - I Parte



El Ganges, el gran rio de la India, originó junto con el Indo, allá por el amanecer de los tiempos, una de las culturas más antiguas de nuestro planeta; fascinando, atrayendo y acercando hacia sus orillas a millones de gentes. 
La historia del "Sagrado Rio" del Hindostán, desde sus fuentes al mar, y desde los arcaicos inicios de la civilización a los actuales, es la historia de la evolución y la cultura de la India, del auge y caída de imperios, de magníficas y orgullosas ciudades, de aventuras épicas, ….... pero sobre todo es una historia de tolerancia por encima de ideas, gentes, culturas y religiones. 

Tras su nacimiento en el Himalaya occidental, en el glacial Gangotri, recorre durante unos 2.510 km. todo el norte del país, adentrándose en el vecino Bangladesh uniéndose en él a otro gran rio asiático, el Brahmaputra, para desembocar en el golfo de Bengala formando el más grande delta del mundo, trasportando  la mayor cantidad de sedimentos de entre todos los ríos de nuestro maltrecho planeta. Al despedir las montanas del Himalaya, a unos 300 km. de sus fuentes, en las poblaciones de Rishikesh y Haridwar, se adentra en una gran planicie que ya no abandonara hasta su encuentro con el mar. 
Esta fértil llanura que el gran rio junto a sus tributarios riega, abarca una cuenca cercana al millón de km², sobre la que se asienta una gran concentración humana con una de las más altas densidades del planeta, unos 700 millones de personas, el 10% de la población mundial. 
Siendo sus inmensos valles fundamentales en la producción agrícola del país, proporcionando una permanente irrigación para la obtención de productos como: arroz, caña de azúcar, legumbres, semillas de aceite, patatas, trigo, pimienta, mostaza, sésamo, yute, etc. que conforman la alimentación de este inmenso país enormemente poblado. 

Pero el Ganges es algo más que un río, es una madre, una tradición, una cultura............ una diosa "Ganga" y su  importancia dentro de la religión hinduista es fundamental, porque a través de él se tiene acceso directo al Nirvana (liberación).  

Relata una antigua leyenda hindú que Himalaya, dios de la gran montaña, tuvo una hija de gran belleza a la que puso de nombre Ganga, conocida también como Maa Ganga (madre Ganges) o Ganga Devi. 
La diosa fue en principio esposa del dios Visnú, hasta que éste decidió cederla como tal al dios Shiva. Pasando después a ser consorte del rey Shantanu. 
Siendo entonces cuando tuvo un significativo papel en el nacimiento de los Vasus , los ocho dioses del día: viento, fuego, agua, amanecer, luz, luna y estrella polar. 
Según cuenta la mitología, estos dioses sufrían una terrible condena que los obligaba a nacer de nuevo pero como seres mortales. 
Ganga, compadeciéndose de ellos, se convirtió en la gran madre de todos con la promesa de acabar con su existencia nada más nacer, buscando así obtener nuevamente para ellos la inmortalidad. Y así lo hizo… Pero antes de acabar con el último de los recién nacidos, Bhishma, apareció el rey Shantanu evitándolo. 
Ya convertido en hombre, Bhishma terminaría convirtiéndose en uno de los principales héroes de la gran epopeya mitológica hindú conocida como "Mahabharata".  

Narra así mismo la mitología que, en un principio, fue el dios Brahma, el creador del universo, quien dio vida al Ganges alimentándolo del sudor de uno de los pies de Vishnú, el dios preservador, pero que por ese entonces el río tan sólo corría por el cielo. 
Fue Shiva, el dios destructor, quien se ofreció para hacer descender las aguas del cielo hasta la tierra, para con ello liberar a la gran cantidad de almas que habían sido condenadas por los dioses. 
Pero tanta era la altura entre los dos mundos, cielo y tierra, que Shiva tuvo que crear un camino entre ellos con su melena, para que la fuerza de las aguas no devastara la superficie de la tierra, sirviendo además, estas aguas sagradas, que brotan de su divina cabellera para calmar la sed de las tierras de cultivo. 
Entonces Ganga bajó primero hasta la cabeza de Shiva y entre sus cabellos se dividió en siete ríos, el mítico Ganges y sus afluentes, purificando con su divino elemento las cenizas de lo que antes eran cuerpos. Así llegó el agua hasta el hondo agujero por el cual habían bajado al inframundo, lo inundó liberando sus almas y dio origen a un gran océano. Hoy en día el Ganges sigue siendo considerado como un río sagrado y bañarse en él supone la purificación del cuerpo y del alma. 



El nombre Ganges "proviene de la palabra sánscrita, "gá ga" que significa (se mueve rápidamente). 
Ya siendo mencionado en el Rig Veda, la más temprana de las escrituras hindúes, en la cual aparecen relacionados los ríos que emanan de las montañas himalayicas desde el este al oeste.

El primer occidental que mencionó la existencia del gran río fue el griego Megásthenes, aunque nacido en Asia Menor, lo menciona varias veces en su obra “Indika”, escrita sobre el año 300 a.C.. “La India, posee muchos ríos largos y navegables, que tienen sus fuentes en las montañas de la frontera septentrional y atraviesan el país plano; y no pocos de ellos, tras unirse unos con otros, desembocan en el río llamado Ganges. 
Este río, que en su fuente tiene 30 estadios de ancho, discurre de norte a sur, y vacía sus aguas en el océano, con lo que forma la frontera oriental del Gangaridai, una nación que posee una vasta fuerza de grandes elefantes”. 

Es probable que el Ganges llevara más caudal en la época del Imperio Romano, cuando la actual Patna era la gran ciudad portuaria de Pataliputra. Incluso en el siglo XVIII, los barcos de la Compañía de las Indias Orientales llegaban por él hasta Allahabad. 
En la actualidad, el cieno de sus sedimentos imposibilita este tipo de trasporte para embarcaciones profundas. Afamado desde siempre, es curioso encontrarnos en Piazza Navona de la misma Roma desde 1651,  la conocida Fontana dei Quattro Fiumi (Fuente de los Cuatro Ríos). Construida a mediados del siglo XVII, simboliza los cuatro grandes ríos del mundo (Ganges, Nilo, Danubio y Río de la Plata), lo que acredita la importancia del gran rio hindú en nuestras más próximas culturas. Sólo dos ríos del planeta, el Amazonas y el Congo, superan el caudal del sistema que forman el Ganges, Brahmaputra y Surma-Meghna. 

Fuente: Pablo Font





Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...