1.11.2015

Diosa Ganesha – Mudra


ganesha-L

El elefante; Ganesha, la divinidad que supera todos los obstáculos.
Coloque ante el pecho la mano izquierda, con la palma hacia fuera.
Doble los dedos.
La mano derecha, con el dorso hacia fuera coge la izquierda.
Situar ambas manos muy cerca del pecho, a la altura del corazón.
Con la espiración, tirar de las manos en sentido opuesto, sin soltarlas.
Los músculos de los brazos y de la zona del pecho se tensan.
ganesh m-L
Con la inspiración relajar toda la tensión.
Repetir 6 veces y colocar después, con afecto, ambas manos en la misma posición sobre el esternón percibiéndolas de una manera consciente.
Cambie la posición de las manos: la palma de la mano derecha mirará hacia fuera.
Repetir otras 6 veces y después descansar un rato.

Es suficiente con que se practique una vez al día.

Variante: hacer lo mismo, pero con los antebrazos en diagonal y no en posición
horizontal, de manera que un codo señale oblicuamente hacia abajo y el otro hacia arriba.
Este mudra estimula la actividad cardíaca, fortalece la musculatura del corazón, distiende los bronquios y libera las tensiones de cualquier tipo en esta zona.
Abre el cuarto chakra y otorga valor, confianza y una actitud abierta frente a las
demás personas.
Me he dado cuenta de una cosa muy interesante: que hago este gesto siempre
que quiero animar a alguien: «¡Ten valor, aprovecha esta oportunidad, tú
puedes!»,
es como si las manos dieran a las palabras, y por supuesto, también al corazón.
El famoso «doctor de la selva» Albert Schweitzer habla de este problema, aunque a otro nivel, cuando dice: «Hay mucha frialdad entre las gentes porque no se atreven a mostrarse tan cordiales como son».


El majuelo blanco (Crataegus oxyacantha L.) fortalece el corazón.
Puesto que el Ganesha-Mudra activa el Elemento Fuego, que reacciona de forma positiva al color rojo, la siguiente visualización refuerza la actividad del corazón y del sistema circulatorio.

Da el valor necesario para mostrarse a los demás con un corazón franco y bondadoso.
Visualice el color rojo: un mosaico, un mándala o una alfombra con diferentes tonos de rojo.
Concentre todos los sentidos en él durante unos momentos.
El rojo debe fortalecer su corazón, caldearlo y otorgarle el valor para mostrarse franco y confiado.

Afirmación: Me acerco a las personas de mi entorno con decisión, franqueza y
confianza.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...