8 de enero de 2015

Tara Roja – Representante del Aspecto Femenino de La Compasión


tara_roja-L


Tara,  traducida como“Liberadora”,es la representación del aspecto femenino de la Compasión de todos los Budas; se personifica en 21 formas diferentes y en varios colores.
Se cuenta en las enseñanzas que de las lágrimas de compasión que Avalokitesvara derramaba, se habría formado un lago desde donde emergió un maravilloso y radiante brote de loto, cuando el brote se hizo flor, Tara surgió en su centro.  
Tara Verde y Tara Blanca son dos de las representaciones más conocidas, estando también relacionadas con las dos esposas del rey Sogtsen Gampo, monarca Tibetano del siglo V quien introdujo el Budismo al Tibet.
La princesa Wencheng de China,  de piel clara (sita, sánsc.), y la princesa Burkuti de Nepal, de piel morena (syama, sánsc.) son consideradas manifestaciones de la Sabiduría Compasiva en la dimensión del Nirmanakaya –dimensión de la iluminación que puede ser percibida por los seres comunes- , inspiración y guías del rey, quien al traer las enseñanzas budistas desde la India al Tibet,  protegió el Dharma de la declinación natural del tiempo  preservándolo en su forma pura y original como hoy se encuentra.                                                                
Sitatara Blanca y Syamatara Verde  son, así, la personificación de la Compasión de la Mente Totalmente Iluminada.
Están también las manifestaciones de Tara en color amarillo, Bhrkuti,  Ekajata azul y Kurukulla roja.
Tara Verde es la protectora del Tibet.

Descripcion

Tara Roja está representada de forma frontal, sentada sobre un loto en postura  semicerrada, (ardhaparyankar, sánscr.); la pierna izquierda doblada reposando sobre un cojín de luna y la pierna  derecha flexionada, colocando el pie sobre un pedestal de loto expresa la actitud de salir en auxilio; es la compasión activa que manifiesta Tara para interceder ante todos los seres sensibles.
El color rojo corresponde en el mundo fenoménico al elemento fuego, en el orden corporal está relacionado con el calor vital; vinculando el poder del fuego en su acción de disolver, se  simboliza con su color la purificación de la ignorancia  por medio de la Sabiduría: purificación de los oscurecimientos que genera la visión dualista por el fuego de la Sabiduría Compasiva.
En el orden corporal el color rojo está relacionado con el calor vital, es decir, con el plano físico del cuerpo; desvanecer, purificar la dualidad cuerpo-mente, sujeto-objeto es la representación de Tara Roja.
El Buda Amithaba, o el Buda de la luz Ilimitada, se asienta sobre un loto por encima de su cabeza.
Tara está representada con los atributos de una manifestación omnipresente del Sambhogakaya; ataviada con vaporosas bandas de sedas sinuosas, envolventes y aéreas, suspendida en el centro del espacio sobre una flor de loto y un disco de luna a modo de cojín, simboliza una dimensión sutil, luminosa, de naturaleza  búdica que no puede ser conocida por nuestra mente conceptual.
Se dice en las enseñanzas que estas vestimentas muy finas y extremadamente suaves poseen la cualidad especial de que, al doblarse tienen la medida de un pulgar, pero al extenderse pueden cubrir todo el Universo.
Los ornamentos de huesos y joyas son  característicos del Tantra, señalando los atributos de un (Adi-buda, sánsc.) buda trascendente: Tara  es, en serena paz dichosa, la expresión pura de la Sabiduría Compasiva de todos los budas, también reconocida como la madre de todos los Victoriosos.

Tercer Ojo




En el centro de la frente de Tara Roja se manifiesta el tercer ojo.
El significado de los tres ojos está relacionado con los tres tiempos, es decir, pasado, presente y futuro.
El tercer ojo denota la cualidad del conocimiento trascendente sin la limitación del tiempo.

Mudra 


Mudra es el gesto que manifiesta un buda con el cuerpo  para la transmisión simbólica de la doctrina.
El Mudra más difundido es Bhumisparsa (sánsc.),   es el signo que utilizó Buda Shakyamuni, con el cual,  “Tocando la tierra como testigo” con la mano derecha expresó haber logrado, como ser humano, la Naturaleza de la Mente Totalmente Iluminada.
Tara Roja  expresa, con la mano derecha abierta hacia abajo  sujetando un vaso de larga vida el gesto de la concesión;  Varadamudra (sánsc.) es el signo de la concesión, el gesto de la disposición a conceder aquello que se desea. 
Con la mano izquierda abierta hacia arriba sosteniendo un loto, manifiesta el gesto de aliento; Abhayamudra  (sánsc.) es el signo que, en lenguaje  corporal, es el gesto que anima a acercarse al maestro, alienta a abandonar la timidez y poder arrimarse y refugiarse en el Dharma, es el mudra de las Tres joyas: Buda, Dharma y Sangha.

El Loto


El Loto es emblema de la pureza primordial.
La flor de loto surgiendo de las aguas cenagosas pura y sin mácula es la  representación simbólica de la liberación del samsara.
En el orden corporal, la flor elevándose sobre el tallo, simboliza el eje de energía cognitiva del canal central por donde se logra, caracterizadas en forma de lotos las distintas ruedas de energía cognitivas (chacaras), ascender, trascender, la causalidad inherente al samsara. La energía cognitiva  trasciende, o despierta del sueño de la ignorancia, en cuerpo, palabra y mente, de allí que el loto de color rojo, indicando el calor vital asentado en la región del ombligo, representa el plano físico del cuerpo.
El eje de energía cognitiva también se manifiesta simbólicamente  en el árbol de refugio, enlazando de forma ascendente a los budas históricos del linaje en torno a las manifestaciones del Samboghakaya, coronado en la cúspide por la Prajñaparamita (perfección del conocimiento, sánsc.); el árbol así representado, igual que el loto, es un lenguaje simbólico, no conceptual que representa proyecciones puras; mirado de forma integral, el loto es la representación del discípulo y el árbol es la representación del Gurú de quien se recibe las instrucciones para recorrer el sendero de la liberación.                                                               
Estas representaciones sagradas, pinturas, escultura, ilustran el cuerpo de Buda, el Dharma representa la palabra de Buda y la transmisión de los maestros, las stupas (sánsc. chorten tibet.) personifican la mente de Buda.               
La corola redonda de la flor de loto representando un disco de luna o de sol, simboliza  los  aspectos  masculino y femenino de la naturaleza esencial de todos los fenómenos.
Los Adi-budas, o budas primordiales, están sentados sobre una flor de loto poniendo en evidencia el carácter trascendente de su Naturaleza Esencial.

Arco y Flecha

Sobre los pétalos del loto se asientan, tensos, un arco y una flecha formados por pequeñas y delicadas  flores celestes en señal de precisión, firmeza y voluntad para alcanzar el blanco de la no dualidad, cuerpo-mente, sujeto-objeto; el color celeste se relaciona, en la esfera fenoménica, con la dimensión del espacio; en lenguaje simbólico muestra la disposición plena de acceder a la trascendencia.

Vaso de Larga Vida

Tara Roja  expresando con la mano derecha abierta hacia abajo,  sujetando un Vaso de Larga Vida el gesto de la concesión y estando ella misma relacionada con la esfera del cuerpo, proyecta la imagen de la Sabiduría no dual, cuerpo-mente que otorga el desapego.
Mantra.

Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...