4.09.2015

Yabyum - Posturas - Sexo Tantrico -


Yabyum es la postura del amor tántrico por excelencia. 

Es una postura yóguica donde la mujer se coloca sobre las piernas cruzadas del hombre y le rodea las caderas con las suyas propias. 

En esta postura los dos tienen la espalda recta y alineada, sus cuerpos están íntimamente abrazados, sus centros energéticos (chakras) en conexión y la energía puede fluir libremente a través del canal central de la columna (sushumna). 
Es una postura donde realmente el acto sexual se transforma en meditación y en fusión de dos en uno.

A parte de esta postura clásica, existen multitud de posturas y variaciones que una pareja tántrica pude realizar. 
Simplemente la propia imaginación, la relajación mental y la conexión y flexibilidad de dos cuerpos yóguicos, pueden llevarnos a experimentar otras alternativas grandemente placenteras y que permiten una profunda conexión en la pareja.

Yab-yum

Al estudiar a los bodhisatvas aprendemos cómo es que al visualizar formas bellas y estéticas hechas de luz se puede lograr un efecto que refine y sublime nuestros impulsos eróticos. 
Sin embargo, el tantra va más allá de sólo contemplar o, incluso, convertirse en un joven y atractivo bodhisatva hecho de luz. 
Utiliza imágenes explícitamente sexuales y muestra a los budas unidos a sus hermosas consortes en muy diversas posturas. Estas parejas denominadas yab-yum (una frase tibetana que significa padre-madre) son vistas con particular reverencia por los devotos del Vajrayana, como expresión de la verdad más elevada. 

Para poner un ejemplo, ya conocemos la manera en que normalmente se representa a los cinco budas del mandala. 

No obstante, también es común encontrarlos en ilustraciones donde están sentados, abrazando en unión sexual a sus consortes femeninas. En este caso debemos entender que la pareja yab-yum en realidad es una sola figura, igual que los cuatro budas que se encuentran en torno a Vairóchana son todos aspectos de su sabiduría del dharmadatu. 

De modo que cuando un buda se halla en forma de yab-yum nos encontramos con una manera de hacer explícitos diversos aspectos de la experiencia de la iluminación que representa ese buda. En una figura yab-yum la mujer representa la sabiduría que hay en la experiencia de la iluminación, por lo cual es común que se refieran a ella como el prajña, la sabiduría, del Buda. 
El hombre simboliza el método o el medio hábil a través del cual se expresa en el mundo esa sabiduría de manera compasiva.

Budismo.com


Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...