7 de mayo de 2017

Población Escandinava - Mitologia Nordica -


Cuando el caparazón de hielo que recubría las tierras nórdicas se fue retirando progresivamente y cuando las costas tomaron el aspecto que presentan en la actualidad, Escandinavia empezó a poblarse lentamente. Tribus que vivían de la pesca y de la caza se asentaron a lo largo de las costas y penetraron hacia el interior de las tierras, siguiendo las vías fluviales.

Los numerosos monumentos megalíticos existentes al sur de Suecia y en Dinamarca dan testimonio de la presencia del hombre en una época remota. 
Los descubrimientos arqueológicos demuestran que los antepasados de los vikingos eran ya marinos,
agricultores, guerreros y mercaderes.

Entre las poblaciones que vivían a orillas del mar, la embarcación se impuso desde un principio como un instrumento indispensable para los desplazamientos y la pesca. 

En los yacimientos arqueológicos más antiguos abundan los restos de peces marinos. 

Los barcos figuran en numerosos grabados rupestres, aunque tal vez tuvieran exclusivamente un valor de símbolos religiosos. 
Sus dibujos, esquemáticos por regla general, se inspiran probablemente en los que trazaron los pueblos escandinavos de la antigüedad. 
Los armazones de las embarcaciones usadas para navegar por el mar parecen haber estado recubiertas con pieles, mientras que la madera se reservaba para las destinadas a las aguas más tranquilas de los ríos y los lagos. 

Hasta principios de la Edad del Bronce nórdica (de 1500 a 400 a. C.), los barcos de madera fueron sin duda simples piraguas, troncos de árboles ahuecados.
Las excavaciones llevadas a cabo en Dinamarca, en las landas de Jutlandia y en Escania, han puesto al descubierto campos de la Edad del Hierro celta, con huellas de cultivo de trigo, avena, cebada, mijo y lino.
Los enfrentamientos bélicos debían ser frecuentes, ya que los grabados rupestres encontrados en Escandinavia reproducen a menudo escenas de combates en tierra o en alta mar.
Hacia el 1500 a. C. las poblaciones escandinavas empezaron a utilizar los metales. 

Para la confección de objetos de hierro disponían de materia prima abundante en forma de un mineral de bastante mala calidad, la limonita. La falta de minerales de estaño en Europa del Norte no permitía la fabricación de aleaciones de bronce, por lo cual parece haberse desarrollado un comercio entre Jutlandia y Europa central mucho antes de la era cristiana. 

Las poblaciones recibían la aleación que les era indispensable a cambio del ámbar recogido en las costas del Báltico.
De los tres países, Dinamarca, Noruega y Suecia, sólo este último se hallaba organizado desde el punto de vista político. 

Los svears vivían bajo el yugo de soberanos que habían logrado imponerse por la fuerza a alguno de sus vecinos. 
Conocemos pocos detalles que tengan cierto interés histórico con respecto a los reyes de Uppsala, de la dinastía de Ynglinga, a no ser que existieron realmente y que representaron un papel político y religioso importante durante el período que precedió al comienzo de la era vikinga. 
El poema de Beowulf se refiere a unos soberanos que reinaron en Dinamarca, pero se trata de una obra mítica y no se puede considerar como una fuente válida. 

En Noruega, los pobladores de la región de Vestfold, en la costa oeste del fiordo de Oslo, parecen haber
recnocido la autoridad de jefes únicos en las personas de Halvdan Vitben (hacia 685- 745) y su hijo Oystein Fret (710-750).
Al comienzo de la era vikinga, subsistía todavía un lazo entre las tribus nórdicas y ciertas tribus germánicas. Se podía considerar a los daneses y los sajones, procedentes de regiones vecinas, como primos hermanos. Pertenecían a la misma rama lingüística y sus costumbres eran semejantes.

Cuando las poblaciones nórdicas salieron de su torpeza, un atavismo les predisponía a tomar las rutas de la aventura. 
Les habían precedido otros escandinavos, convertidos en germanos que, varios siglos antes, abrieron los caminos en dirección al sudeste de Europa y las orillas del Mediterráneo occidental.

· Escandinavia antes de los Vikingos

Los primeros escandinavos fueron pueblos nómadas que vivían de la caza, la pesca y la recolección de plantas silvestres. 
Vivían en campamentos temporales, situados a lo largo de las costas principalmente, a orillas de los ríos y de los lagos, para beneficiarse de sus recursos alimenticios (pescado, crustáceos, mamíferos y aves marinas y los animales que rondaban por los campos cercanos. 

Persiguiendo la caza cambiaban de sitio sus campamentos y por lo tanto dejaron pocos vestigios aparte de sus herramientas y armas, hechas de sílex y otras piedras y algunas sepulturas de personas que fueron enterradas junto a los campamentos. 

Este tipo de existencia migratoria y muy diseminada prosiguió durante unos 4.000 años y los arqueólogos la conocen con el nombre de período mesolítico.


Siguiente
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...