7.22.2017

Complejo de Hamlet - Psicologia -


El personaje más conocido de William Shakespeare, Hamlet, era propenso a la reflexión, a la meditación y a las dudas. 

Si llegó a plantearse el famoso dilema: 'ser o no ser; esa es la cuestión', no queremos ni imaginar sobre qué otras cosas tenía dudas el príncipe de Dinamarca. 
Hamlet dudaba de todo, lo cuestionaba todo y por eso ha dado su nombre a uno de los complejos psicológicos más difíciles de resolver.

Resulta que cierto grado de reflexión no solo es positivo, sino que además es necesario. 
Que nuestro espíritu crítico debe imponerse en una sociedad cuadriculada con el fin de romper los estereotipos. Pero cuando esa reflexión es excesiva puede llegar a paralizarnos. 
El problema con este tipo de complejo es que el cuestionamiento continuo de la realidad nos impide pasar a la acción, ponernos en marcha.

Vivir en un mar de dudas es el fundamento del complejo de Hamlet, un complejo que puede pasar desapercibido escondiéndose en una personalidad con tintes de filósofo intelectual. 
Pero para ser feliz no basta con teorizar, también hay que actuar. Y esto es lo que les falta a las personas que padecen el complejo de Hamlet. ¿Hago esto o lo otro?, ¿lo hago o no lo hago?

En muchos casos, superar este complejo requiere terapia psicológica. 
La clave está en aprender a tomar decisiones, en atreverse a decidir. 
Entramos en este momento en ese terreno de la baja autoestima en el que tenemos escasa fuerza para afrontar las consecuencias de nuestras decisiones. Y es que el complejo de Hamlet está muy ligado a un personalidad poco desarrollada.


Fuentes: Laura velez
Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...