domingo, abril 23, 2017

Once - Como Numero De Personalidad -


Estos dos Números Maestros, (Once y Veintidós ), también tienen la característica del Dos y el Cuatro , respectivamente.

Los Números Maestros, operan mas arriba y no todo el mundo responde a su llamada.
Si los encuentras en tu constitucion, puedes elegir.
¿ Deseas esa responsabilidad extra?.
Los caminos del Once y del Veintidós, quizás no sean fáciles, pero pueden compensar.
Se sienten con mas fuerza cuando aparecen como Numero de la Personalidad.


Eres un buen oyente, escuchas con el corazón además de con los oídos y eres muy intuitivo.
Posees dones de sanacion, tu simple presencia puede resultar calmante, aunque quizás no llegues a sentir jamas que has hecho lo suficiente.

Eres sensible y excitable, percibes las cosas de forma subliminal y quizás no siempre sepas de donde viene un sentimiento.
Intenta calmarte y respetar tus instintos sin dejarte arrastrar.
Muy dentro de ti sientes que estas en esta tierra para hacer algo, y tienes grandes expectativas puestas en ti mismo.

Es posible que tengas algo de martir, lo que no significa que poseas una "personalidad vistimista" (aunque en ocasiones puede haber algo de esto), pero si que estés dispuesto a perderte en una buena causa.
A veces, sin embargo, te quedas clavado porque sientes que por mucho que te esfuerces, no eres suficientemente bueno.

"Recuerda que no tienes que salvar al mundo y que cada cosita que haces cuenta".

Ver

Siguiente

Poiel - Genio Numero Cincuenta y Seis De La Cabala -





Atributo: Dios sostén del universo.

Se lo invoca para:
Tener fama cuando difundimos grandes filosofías.
Tener fortuna en general.
Ayudarnos a vencer demandas.

Plergaria del Genio Numero Cincuenta y Seis  De La Cabala - Poiel -

“Poiel: Dios que Sostiene el Universo.
El Eterno sostiene todos los que caen y levanta todos los que están encorvados.
Poiel: Quiero que mis labios expresen, Señor, tan sólo lo que es digno; quiero que mi verbo descubra a quienes me escuchan. la profundidad de Tu Obra; quiero que, como en Ti, todos los que a mi acudan encuentren sostén.
Vivifica, Señor, mi palabra;
haz que con ella pueda abrir
anchas perspectivas;
que con ella pueda iluminar
insondables abismos.
Haz que a través de mi se expresen
tus más elevadas virtudes.
Hazme, Señor Poiel, el constructor, en la Tierra, de esa ciudad eterna.
Exhorto del Genio Numero Cincuenta y Seis De la Cabala - Poiel   -

“Te he dado, peregrino, la facultad
de poder expresarte de manera convincente.
Quiero que estructures en la tierra
mi orden, mi norma,
que pongas el blanco en los espacios reservados al blanco
y el negro en los espacios reservados al negro.
Pondrás la luz donde debe estar la luz
y las tinieblas en el marco reservado para ellas.
Separarás igualmente los sentimientos
de la razón,
de manera que los unos no invadan
el espacio de la otra.
Cuando tu vida termine, peregrino,
todo debe de estar en su sitio,
en perfecto orden,
en perfecta armonía.
Conseguirás todo esto
con el poder mágico de la palabra,
y cuando vuelvas a mí me rendirás cuentas
de las palabras vanas que hayas pronunciado.
Si no puedes estar en sintonía conmigo,
cállate,
búscame en el silencio y,
como Job, me encontrarás cuando tus labios se cierren”.
Siguiente

Resiliencia - Significado -


A veces la vida nos pone a prueba, nos plantea situaciones que superan nuestras capacidades: una enfermedad, una ruptura de pareja particularmente dolorosa, la muerte de un ser querido, el fracaso de un sueño largamente anhelado, problemas económicos… Existen diferentes circunstancias que nos pueden llevar al límite y hacer que nos cuestionemos si tenemos la fuerza y la voluntad necesarias para continuar adelante. En este punto tenemos dos opciones: dejarnos vencer y sentir que hemos fracasado o sobreponernos y salir fortalecidos, apostar por la resiliencia.

Resiliencia: Definición y Significado

La resiliencia ,  según la definición de la Real Academia Española de la Lengua es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas, pero en psicología añadimos algo más al concepto de resiliencia: no sólo gracias a ella somos capaces de afrontar las crisis o situaciones potencialmente traumáticas , sino que también podemos salir fortalecidos de ellas.

La resiliencia implica reestructurar nuestros recursos psicológicos en función de las nuevas circunstancias y de nuestras necesidades. De esta manera, las personas resilientes no solo son capaces de sobreponerse a las adversidades que les ha tocado vivir, sino que van un paso más allá y utilizan esas situaciones para crecer y desarrollar al máximo su potencial.

Para las personas resilientes no existe una vida dura, sino momentos difíciles. Y no se trata de una simple disquisición terminológica, sino de una manera diferente y más optimista de ver el mundo ya que son conscientes de que después de la tormenta llega la calma. De hecho, estas personas a menudo sorprenden por su buen humor y nos hacen preguntarnos cómo es posible que, después de todo lo que han pasado, puedan afrontar la vida con una sonrisa en los labios.

La práctica de la resiliencia: ¿Cómo podemos ser más resilientes?

La resiliencia no es una cualidad innata, no está impresa en nuestros genes, aunque sí puede haber una tendencia genética que puede predisponer a tener un “buen carácter”. La resiliencia es algo que todos  podemos desarrollar a lo largo de la vida. Hay personas que son resilientes porque han tenido en sus padres o en alguien cercano un modelo de resiliencia a seguir, mientras que otras han encontrado el camino por sí solas. Esto nos indica que todos podemos ser resilientes, siempre y cuando cambiemos algunos de nuestros hábitos y creencias.

De hecho, las personas resilientes no nacen, se hacen, lo cual significa que han tenido que luchar contra situaciones adversas o que han probado varias veces el sabor del fracaso y no se han dado por vencidas. Al encontrarse al borde del abismo, han dado lo mejor de sí y han desarrollado las habilidades necesarias para enfrentar los diferentes retos de la vida.

¿Qué Caracteriza a una Persona Resiliente?



Son conscientes de sus potencialidades y limitaciones. El autoconocimiento es un arma muy poderosa para enfrentar las adversidades y los retos, y las personas resilientes saben usarla a su favor. Estas personas saben cuáles son sus principales fortalezas y habilidades, así como sus limitaciones y defectos. De esta manera pueden trazarse metas más objetivas que no solo tienen en cuenta sus necesidades y sueños, sino también los recursos de los que disponen para conseguirlas.
Son creativas. La persona con una alta capacidad de resiliencia no se limita a intentar pegar el jarrón roto, es consciente de que ya nunca a volverá a ser el mismo. El resiliente hará un mosaico con los trozos rotos, y transformará su experiencia dolorosa en algo bello o útil. De lo vil, saca lo precioso.
Confían en sus capacidades. Al ser conscientes de sus potencialidades y limitaciones, las personas resilientes confían en lo que son capaces de hacer. Si algo les caracteriza es que no pierden de vista sus objetivos y se sienten seguras de lo que pueden lograr. No obstante, también reconocen la importancia del trabajo en equipo y no se encierran en sí mismas, sino que saben cuándo es necesario pedir ayuda.
Asumen las dificultades como una oportunidad para aprender. A lo largo de la vida enfrentamos muchas situaciones dolorosas que nos desmotivan, pero las personas resilientes son capaces de ver más allá de esos momentos y no desfallecen. Estas personas asumen las crisis como una oportunidad para generar un cambio, para aprender y crecer. Saben que esos momentos no serán eternos y que su futuro dependerá de la manera en que reaccionen. Cuando se enfrentan a una adversidad se preguntan: ¿qué puedo aprender yo de esto?
Practican el mindfulness o conciencia plena. Aún sin ser conscientes de esta práctica milenaria, las personas resilientes tienen el hábito de estar plenamente presentes, de vivir en el aquí y ahora y de tienen una gran capacidad de aceptación. Para estas personas el pasado forma parte del ayer y no es una fuente de culpabilidad y zozobra mientras que el futuro no les aturde con su cuota de incertidumbre y preocupaciones. Son capaces de aceptar las experiencias tal y como se presentan e intentan sacarles el mayor provecho. Disfrutan de los pequeños detalles y no han perdido su capacidad para asombrarse ante la vida.
Ven la vida con objetividad, pero siempre a través de un prisma optimista. Las personas resilientes son muy objetivas, saben cuáles son sus potencialidades, los recursos que tienen a su alcance y sus metas, pero eso no implica que no sean optimistas. Al ser conscientes de que nada es completamente positivo ni negativo, se esfuerzan por centrarse en los aspectos positivos y disfrutan de los retos. Estas personas desarrollan un optimismo realista, también llamado optimalismo, y están convencidas de que por muy oscura que se presente su jornada, el día siguiente puede ser mejor.
Se rodean de personas que tienen una actitud positiva. Las personas que practican la resiliencia saben cultivar sus amistades, por lo que generalmente se rodean de personas que mantienen una actitud positiva ante la vida y evitan a aquellos que se comportan como vampiros emocionales. De esta forma, logran crear una sólida red de apoyo que les puede sostener en los momentos más difíciles.
No intentan controlar las situaciones. Una de las principales fuentes de tensiones y estrés es el deseo de querer controlar todos los aspectos de nuestra vida. Por eso, cuando algo se nos escapa de entre las manos, nos sentimos culpables e inseguros. Sin embargo, las personas resilientes saben que es imposible controlar todas las situaciones, han aprendido a lidiar con la incertidumbre y se sienten cómodos aunque no tengan el control.
Son flexibles ante los cambios. A pesar de que las personas resilientes tienen una autoimagen muy clara y saben perfectamente qué quieren lograr, también tienen la suficiente flexibilidad como para adaptar sus planes y cambiar sus metas cuando es necesario. Estas personas no se cierran al cambio y siempre están dispuestas a valorar diferentes alternativas, sin aferrarse obsesivamente a sus planes iniciales o a una única solución.
Son tenaces en sus propósitos. El hecho de que las personas resilientes sean flexibles no implica que renuncien a sus metas, al contrario, si algo las distingue es su perseverancia y su capacidad de lucha. La diferencia estriba en que no luchan contra molinos de viento, sino que aprovechan el sentido de la corriente y fluyen con ella. Estas personas tienen una motivación intrínseca que les ayuda a mantenerse firmes y luchar por lo que se proponen.
Afrontan la adversidad con humor. Una de las características esenciales de las personas resilientes es su sentido del humor, son capaces de reírse de la adversidad y sacar una broma de sus desdichas. La risa es su mejor aliada porque les ayuda a mantenerse optimistas y, sobre todo, les permite enfocarse en los aspectos positivos de las situaciones.
Buscan la ayuda de los demás y el apoyo social. Cuando las personas resilientes pasan por un suceso potencialmente traumático su primer objetivo es superarlo, para ello, son conscientes de la importancia del apoyo social y no dudan en buscar ayuda profesional cuando lo necesitan.

En Proxina entrada Veremos



Fuentes: Rosario Linares



Siguiente

Cessair - Dioses - Mitologia Celta -


Personaje legendario que procede de la Irlanda ya cristianiza­da, por lo que no es estrictamente una diosa, sino que repre­senta el origen de la población de Irlanda precediendo a Partolón.
La leyenda de Cessair como la de Fintan, fueron inspiradas por la leyenda de Partolón y de Tuan Mac Cairill lo que denota un cla­ro trasfondo céltico. 
Parece ser que ambas fueron inventadas en el si­glo X, próximo a las fechas en que los irlandeses se imponen defini­tivamente a sus conquistadores escandinavos. Los autores cristianos de esta época retoman personajes y leyendas de sus raíces celtas.
Este tipo de leyendas intentaban conjugar las tradiciones clara­mente célticas del origen de Irlanda con la tradición cristiana, mez­clando los relatos de ambos mundos.
Así Cessair era hija de Bith, uno de los hijos de Noé. Al que su padre había negado un sitio en el Arca, que estaba construyendo, por haberse apartado del culto al dios verdadero y adorar en su lugar a un ídolo. Ese dios extranjero fue quien aconsejó a Bith que se embarca­ra y se fuera lejos, hacia las regiones más occidentales del mundo, donde el diluvio no les alcanzaría.
Cessair embarcó con tres barcos y después de navegar siete años y tres meses llegó a Irlanda, al territorio que hoy es Corea Guiny. De los tres barcos que partieron solo llegó uno, en el que iban Cessair, su pa­dre Bith, dos hombres -Ladru y Fintan- y cincuenta muchachas.
Los hombres se repartieron a las mujeres y Cessair fue adjudica­da a Fintan. Hacía cuarenta días que habían llegado a Irlanda. Cuan­do comenzó el diluvio, murieron todos excepto Fintan que vivió su­puestamente hasta el año 551 de nuestra era.
Siguiente

Signos Diloggun - Eyeunle tonti Iroso -



Signo 8-4.

El refrán de Eyeunle Iroso dice:

La lucha de dos inteligentes.

En Eyeunle Iroso te aconsejan:

Oshún, Orunla, Elegguá, Obbatalá, Obba, Nana Buruku, Odduduwa, Ikú, Yemayá, Shangó, Oke, Obbatalá, Olókun, Inle, Iroko, Otá olé, Ibeyis, Oyá, Ozaín, Eshu, Oggún, Babalú Ayé.

Entorno actual de Eyeunle Iroso:

Aquí habla la verdad, la mentira y lo imposible. La persona dice mentiras que se convierten en verdad. Hay dos personas inteligentes que luchan por algo en común. La persona corre el riesgo de morir por la boca. Hay pérdida emotiva. Si hay trampa se le da de comer a Eshu en la puerta de la casa. Usted quiere una ayuda porque algo está terminando en su mundo.

Patakí. El ojo de la providencia.

En este camino una vez Shangó le pidió un carnero a su hijo, este salió corriendo a buscarlo a cualquier precio para poder satisfacer la petición de su padre. Al fin se lo dio, pero siempre Shangó seguía pidiéndole el abo al muchacho y debido a esta situación decidió ir a casa de Orunmila para que este le orientara. Orunmila al examinarlo le salió este Ifá donde Shangó le decía que si le había pagado el abo pero no le había puesto la lerí, debido a que todas las sangres son iguales, el no sabía si le había dado el abo u otro animal.

Al ver Shangó y los demás santos las cosas que se hacían en la tierra pidieron que se le pusieran las plumas y la cabeza para que de esa forma saber qué cosa comía y que se le daba a cada santo. Por eso aquí nace el ojo de la providencia que nos ve a todos desde el cielo y nadie puede ver para allá. También por causa de la sangre se ve en este Ifá, se recibe a san lázaro y por el ojo de la providencia hay que recibir Odduduwa.

Nota: En este oddu hay problemas de la sangre de la persona y al mismo tiempo hay confusión para saber qué tipo de enfermedad tiene.

Patakí. El camino del espiritista.

En la tierra ipkue eru, la mayoría de sus habitantes eran tomados por los eggun, cuyas personas se dedicaban únicamente a la práctica espiritual, pues allí no conocían a los Orishas. entre estas personas que eran tomadas por los eggun había una que en ocasiones, al ser tomada por cierto eggun, se transformaba en forma distinta y comenzaba a hablar palabras incoherentes que las demás personas no las entendían y al darse cuenta que no era entendido en su léxico, se volvía frenético y hacia rodar a su caballo por el suelo, donde lo revolcaba.

Un día aquel individuo tuvo una revelación que le decía que se fuera de aquellas tierras, para que pudiera encontrar su verdadero camino. Al día siguiente se puso en marcha y llego a la tierra de Aramba, donde empezó hacer amistades. un día fue invitado a una labor espiritual y a pesar del miedo que le invadía, por temor a que aquel espíritu lo acoplara y lo revolcara ante personas desconocidas, acepto a ir por complacerlos.

Durante aquella labor el eggun del léxico indescifrable lo acoplo y empezó a hablar siendo entendido por aquella gente y expreso ser una entidad hija de Shangó y le pidió a los presentes que le explicaran a su caballo que debía ir a casa de Orunmila.

Aquel individuo fue a casa de Orunmila, quien le hizo osodde y le vio este Ifá y le dijo: "usted es omo Shangó, al que tiene que aceptar lo antes posible y ha nacido para ser tomado por la acción de los egguns y de los Oshas, pues esa es su misión en la tierra, y mientras usted sea fiel cumplidor con ellos, estará bien y tendrá todo lo que apetezca en la vida.

Aquel hombre recibió a Elegba y awofaka y poco después se sometió a la ceremonia de yoko Osha y se fue para la tierra ishu awon Orisha, donde en poco tiempo se hizo rico y poderoso y era considerado y respetado por todos, pero no estaba contento porque era muy avaricioso y a pesar de su posición, comenzó a sentir envidia por el oba de aquella tierra quien era querido, respetado y considerado como el máximo responsable de la religión. Y queriendo ser igual o más que el oba lo fue a ver para que consagrara en Ifá. El awó le contesto:

Tengo que hacerle un osodde, para que Ifá sea el que hable. El awó le vio Ogbe roso untele y le dijo: usted es una persona muy ambiciosa y envidiosa y solo desea ser más de lo que es y eso es una cosa mala, Ifá dice además que su camino es ser instrumento de eggun y Orisha y no podrás ser nunca interprete de Ifá, confórmate con lo que Olofi te ha dado y no trates de hacer dejación de tu verdadera misión, para que no te destruyas. To iban Eshu.

Fuentes Cuba Yoruba


Siguiente

La Emperatiz - Combinaciones - Tarot De Marsella -


- Con la Justicia: éxito profesional, prestigio alcanzado gracias a los propios méritos.
- Con la Fuerza: esfuerzo que dará buenos frutos, salud excelente.
- Invertida, con la Muerte: enfermedades mentales, estres.
- Con la Templanza: recuperación de la salud, buenas capacidades de adaptacion.
- Invertida, con la Torre: frustracion afectiva, ruptura.
- Con las Estrellas: protección femenina oculta, embarazo deseado, sobre todo si en el juego aparece la Reina de Copas.
- Invertida, con la Luna: perplejidad, errores de valoración, ilusiones, deseos sin realizar. Cuidado con la circulacion.
- Con el Mundo: plena realización afectiva, éxito en todos los campos.
- Con Cualquier Arcano de Copas: religiosidad, devoción, triunfo de los sentimientos.
- Con el As de Copas: gran éxito.
- Con el Siete de Copas: felicidad afectiva.
- Con el Ocho de Copas: herencia de un pariente lejano.
- Con Cualquier Arcano de Bastos: laboriosidad, autoafirmacion.
- Con el Caballo de Bastos: éxito artístico, una empresa que llevara lejos.
- Con la Reina de Bastos: una mujer de éxito.
- Con Cualquier Arcano de Oros: una mujer adinerada que promueve una empresa importante.
- Con el Seis de Oros: sucesión.
- Con el Diez de Oros: ganancias procedentes del comercio.
- Con Cualquier Arcano de Espadas: una mujer competente.
- Con la Reina de Espadas: una viuda.


Fuentes Consultadas

El Lenguaje secreto del Tarot
Laura Tuan
Editorial De Vecchi
Siguiente 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...