26 de noviembre de 2014

Vasariah - Genio Numero Treinta y Dos de La Cabala -


Dios Justo

Se lo Invoca Para: Obtener justicia, Tener buena memoria y facilidad de expresión.
Protegernos contra quien nos ataca judicialmente.

La palabra del Eterno es recta y todas sus obras se cumplen
con fidelidad.

Vasariah: Has Puesto, Señor, una bien dura tarea sobre mis frágiles espaldas.
Si mis vidas anteriores han hecho inevitable el que ahora juzgue a mis hermanos, que defienda sus derechos y los constriña a la realización de sus deberes, manifiéstate en mí, Señor Vasariah, de manera que sea yo mismo ejemplo de rectitud y de orden.
Si me veo obligado a ser el vehículo de tu Severidad, ayúdame a no ser jamás ni insolente ni prepotente al enunciar las sentencias.
Ayúdame a sentir por mis hermanos que juzgo esa solidaria simpatía que hará más llevadero el peso del castigo.
En todo momento y en todo lugar, haz que sea un modesto servidor de tu Ley y no el brazo arbitrario de un terrenal e injusto gobierno.

Fechas adecuadas para la invocación del Genio Numero Treinta y Dos, Vasariah
Del 29 de Agosto al 2 de Septiembre.
22 de Abril; 6 de Julio; 19 de Septiembre; 30 de Noviembre y 9 de Febrero.

Exhorto del Genio Numero Treinta y Dos - Vasariah -

Te he elegido a tí para administrar mi justicia, porque tu palabra es recta; porque en la Memoria de tus vidas pasadas no habían grandes pasiones ni instancias emotivas pendientes, que pudieran torcer tu correcta visión de las cosas.

Tú has aceptado, peregrino, el someter las exigencias de tu karma personal a las necesidades del karma colectivo; y quiero que sepas que este sacrificio ha de valerte una recompensa.
Ante tus ojos ha de desfilar todo el horror que circula por la columna de la izquierda y tú, al pié de esa columna, debes permanecer insensible a ese horror, pero no indiferente a las criaturas que lo protagonizan.
Entre la piedad y la cólera, has de saber elegir, en todo momento, el justo castigo que ha de restablecer el orden divino.

Esta es la delicada tarea que te ha sido confiada.
Guárdate de contemplar el espectáculo de la vida de demasiado cerca, a fin de no impregnarte de las pasiones del gentío, o de demasiado lejos, para no ver a los humanos como simples hormigas.
En todo momento y en todo lugar, sé el hombre del justo término medio.

Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...