1 de febrero de 2015

Signos Diloggun - Okana tonti Metanla


2-yoruba-L

Signo 1-13.


El refrán de Okana Metanla dice:


El jefe que se descuida, lo matan para quitarle el puesto.

En Okana Metanla te aconsejan:


Elegguá, Eggun, Shangó, Oyá, Odduduwa, Obbatalá, Oshún, Ozun.

Entorno actual de Okana Metanla:


Ha de tener varias pérdidas, una de ellas es un robo en su casa, pero después le viene tres suertes que debe saber aprovechar y estará muy bien.

Un viejo le ha de invitar a jugar un billete que debe aceptar.

Si en casa hay un niño que llora mucho, no lo maltrate.

Si tiene un hijo que esté por la calle, dígale que se recoja que lo andan buscado para hacerle un mal.

El hombre puede llegar a tener dos mujeres y una estará embarazada.

Usted siente que pierde la posición que ostenta, ya sea empleos, amores, posición social o perdidas materiales o económicas.

Patakí. El totí siempre paga las culpas.

Existía un rio que estaba poblado en ambos lados de sus riberas, allí sus pobladores progresaron y la vida floreció, todos eran felices porque era una tierra fértil y además existía una tranquilidad total en ese pueblo.
Tanta felicidad había que los pájaros iban a calmar la sed; cierto día llego a las márgenes del rio Tolo tolo (el guanajo) y vio la tranquilidad que había, después de calmar sus sed se dijo: Tanta tranquilidad entre tantas personas, ya se tendrán que marchar de aquí.
El guanajo se retiro echando en las aguas dulces y tranquilas de aquel rio un polvo de brujería.
Cuando todos tomaron de aquellas aguas, como de costumbre, comenzaron los sufrimientos y trastornos estomacales, el pueblo acostumbrado a una vida pacífica y tranquila, empezó a abandonar aquel lugar; pero en eso llego a saciar su sed el toti y la gente que lo vio lo atacaron y le echaron la culpa de las desgracias existentes en aquel lugar donde otrora todo era paz y tranquilidad.
Pero Eleggua que había visto al guanajo cuando echaba el afoshe ogu en el rio le dijo a la gente que el culpable era el guanajo que había envenenado sus aguas.

Las gentes maldijeron al guanajo, entonces Eleggua lo cogió, opa y se lo comió, donde la gente fue de nuevo completamente feliz gracias a Eleggua.

Barra separadora de fuego
Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...