3.09.2015

Hatha Yoga


Hatha Yoga-L


Entre los antiguos textos clásicos del Hatha Yoga, es el Hatha Yoga Pradipika el más conocido, escrito por el yogui indio Svatmarama en el siglo XV.
La palabra Pradipika, en sánscrito,  está compuesta por la palabra "Dipa" que significa lámpara o linterna, y en su conjunto significa arrojar luz, iluminar, y por lo tanto -aclarar o explicar. 
Entonces, Hatha Yoga Pradipika significa "una explicación sobre el Hatha Yoga". Además, La palabra Hatha se compone de dos palabras Ha – el sol, y Tha – la luna, que representan la dualidad del mundo material, lo masculino y femenino.
El texto está compuesto por cuatro capítulos y 389 versos.
Está escrito con metáforas, sinónimos y analogías, una propuesta esotérica y compleja para los seguidores del Hatha Yoga de la India medieval.
Algunas partes del texto serán difíciles de entender para el practicante moderno occidental, algunas propuestas serán imposibles de practicar.
Se recomienda acordarse de esto al leer el Hatha Yoga Pradipika, tomándolo como una importante referencia filosófica, histórica y solo a veces -práctica, pero no como un manual.
Para quien desea realizar algunas de las prácticas indicadas en este texto, se le recomendará hacerlo solo bajo la guía de un maestro experimentado.

Sobre los Asanas (asana – postura)

- Saludo a Adinatha (Shiva) que expuso el conocimiento de Hatha Yoga, que al igual que una escalera conduce al aspirante hacia los altos pináculos del Raja Yoga.

- El yogui Svatmarama, después de saludar solemnemente a su gurú Srinatha, establece que el Hatha Yoga es solamente un medio para la consecución del Raja Yoga.

- Para quienes vagan en la oscuridad de las diferentes doctrinas en conflicto, incapaces de seguir el Raja Yoga, el compasivo Svatmarama ofrece la luz del Hatha Yoga.

- Matsyendra, Goraksha y otros conocen bien la ciencia de Hatha Vidya. Por su gracia, Yogi Svatmarama también lo sabe.

- Shiva, Matsyendra, Sabara, Anandabhairava , Chaurangi, Mina, Goraksha, Virupaksha, Bilesaya;

- Manthana, Bhairava, Siddhi, Buddha, Kanthadi, Korantaka, Surananda , Siddhapada, Charpati;

- Kaneri, Pujyapada, Nityanatha, Niranjana, Kapali, Vindunatha , Kaka Chandisvara;

- Allama, Prabhudeva, Ghoda, Choli, Tintini, Bhanuki, Naradeva, Khanda, Kapalika y otros.

- Estos Mahasiddhas (grandes maestros), habiendo conquistado el tiempo por medio del Hatha Yoga, vagan por el universo.

- Al igual que la casa protege del calor del sol, el Hatha Yoga protege sus practicantes del calor abrasador de las tres Tapas. Para quienes están comprometidos en la práctica de Yoga, el Hatha los sostiene como la tortuga mitológica sostiene al mundo.

- El yogui que desee el éxito debe mantener el Hatha Yoga en riguroso secreto, pues sólo así es efectivo. Cuando se divulga indiscriminadamente pierde todo su poder.

- El yogui debe practicar el Hatha Yoga en una pequeña ermita (Matha), que esté situada en un lugar solitario, libre de piedras, agua y fuego, en una región donde vive la gente buena, en donde impere la justicia, la paz y la prosperidad.

- La ermita debe tener una pequeña puerta y carecer de ventanas, libre de huecos o agujeros, que no sea ni demasiada alta ni demasiada baja, bien cubierta con estiércol de vaca y libre de polvo, de suciedad y de insectos. En su exterior debe haber una glorieta, una plataforma elevada (Chabootra) y un pozo de agua y todo debe estar rodeado por una muro. Estas son las características de la ermita como descritos por los adeptos a la práctica del Hatha Yoga (Siddha).

- En tal lugar el yogui, libre de toda preocupación, se dedicará a la práctica del Yoga, como indicada por su gurú.

- El yogui fracasa con el exceso de comida, el  esfuerzo físico desmesurado, la locuacidad, el ascetismo exagerado, la compañía inadecuada y la inestabilidad.

- El Yoga tiene éxito a través de los siguientes: valentía, audacia, perseverancia, conocimiento juicioso, la fe y la soledad.

Los diez Yama (restricciones, normas de conducta) son:

Ahimsa: no-violencia, inocuidad;
Satya: veracidad, honestidad, conformidad del habla con los pensamientos y hechos;
Asteya: no robar, no codiciar;
Brahmacharya: continencia, fidelidad;
Kshama: paciencia;
Dhriti: constancia;
Daya: compasión;
Arjava: honestidad, sinceridad, la renuncia al engaño y a la maldad;
Mitahara: moderación del apetito;
Shaucha: limpieza, purificación del cuerpo, mente y habla.

Los diez Niyama (observancias) son:

Tapas: disciplina, auto control;
Samtosha: contentamiento, satisfacción con lo que hay, aceptación y desapego;
Dana: dar, sin esperar recompensa;
Astikya: fe, la creencia en lo divino;
Ishvara pujana: la adoración de lo supremo, el cultivo de la devoción a través de la meditación;
Siddhanta Shravana: el estudio y recitación de los textos sagrados;
Hri: remordimiento, la sensación de vergüenza frente a los errores propios;
Mati: cognición, el desarrollo de la voluntad espiritual e inteligencia;
Japa: la lectura de los textos sagrados, el canto de mantras;
Vrata: el cumplimiento de juramentos.

2-II Parte
jazmines
Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...