16 de junio de 2017

Cincoenrama (Potentilla Reptans) - Platas Medicinales -



La cincoenrama es una hierba rastrera, perteneciente a la familia de las rosáceas.
Tiene una cepa gruesa de la que salen unas ramas que se arrastran por el suelo; estas ramas son delgadas, con vello y de color rojizo.

De trecho en trecho se forman unos nudillos que echan una hoja sostenida por un largo rabillo,
estando constituida esta hoja por cinco hojuelas (de ahí su nombre).

De los nudillos del tallo también nacen las flores, de una en una, sin juntarse en un ramillete.
Es una hierba muy parecida al fresal, solo que ésta en vez de echar fresas suelta unas pequeñas semillas apiñadas y sin nada de jugo.

Se cría en campos húmedos y en buenas zonas de regadío.

Empieza a florecer a partir del mes de abril y suele continuar hasta bien entrado el otoño.

Con fines medicinales se recolecta la raíz, el rizoma y las hojas.
La cepa se recoge al final del período vegetativo, justo antes de que la hierba empiece a secarse.

Las hojas tienen un sabor herbáceo bastante agradable y son algo mucilaginosas.
La composición de esta graciosa hierba no está muy definida.
Se sabe que contiene abundantes taninos catéquicos, cantidades muy pequeñas de una esencia, alcoholes y poco más.

Los taninos ejercen una acción astringente, por lo que popularmente se emplea como antidiarreico.

También tiene acción hemostática, digestiva, antiinflamatoria y cicatrizante.
Todas estas virtudes favorecen el que esté indicado como remedio en diarreas, hemorroides, aftas y úlceras bucales, contusiones, escoceduras y, en general, en todos aquellos males en los que se necesita conseguir un
efecto astringente

Popularmente se ha utilizado también para reducir la tensión sanguínea, aunque este uso carece de fundamento científico.

Esta planta se compara a menudo con la tormentila, otra hierba del mismo género; en realidad, si no se ha profundizado mucho en el estudio de esta especie, ha sido por haber sido considerada desde siempre prima hermana de la tormentila - lo que parece suficientemente justificado, ya que son muy semejantes.

.- Infusión para enjuagues. Verter en una taza de agua hirviendo 2 g. de hojas desecadas; filtrar el líquido al cabo de diez minutos y usarlo para practicar repetidos enjuagues.

.- Decocción de uso interno. 30 g/l, se hierven durante 10 minutos y se toman de tres a cuatro tazas al día.

.- Polvo. Bien libre o encapsulado, a razón de 2 a 4 g. al día, repartidos en dosis de 500 mg.

.- Decocción de uso externo. Igual que la anterior para uso interno, pero más concentrada.
Se puede aplicar en forma de lociones, compresas, colutorios o irrigaciones.

Astringente. Antidiarreico. Antihemorroidal

Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...