9 de diciembre de 2014

Lehahiah - Genio Numero Treinta y Cuatro de La Cabala


Atributo: Dios Clemente.
Israel, pon tu esperanza en el Eterno, desde ahora y para siempre.

Lehahiah: Dame buenas causas en las que servir.
Se lo invoca para calmar nuestra ira.

Comprender las leyes divinas y la estructura del universo.
Dame Señores de vasto horizonte, a los que aportar mi fiel eficacia organizadora.

Me has enseñado, Señor, a combinar el Agua con el Fuego y en esa tarea espero conquistar mis títulos de gloria.

Oriéntame hacia situaciones en las que puedan brillar las cualidades que me has insuflado, y si me toca trabajar para ruines señores, pon en mí la ambición de ser justo. haz que mi voz y mi gesto
puedan aplacar a los espíritus encolerizados; haz que sea ejemplo de generosidad y entrega; haz que el corazón y el cerebro vivan en mí en perfecta armonía y que pueda transmitir a mis hermanos esa paz que "Tu" has llevado a mi alma; haz de mí, Lehahiah, el pilar inamovible de la columna del centro.

Fechas Adecuadas para la Invocación del Genio Numero Treinta y Cuatro - Lehahiah

Del 9 al 13 de Septiembre.
24 de Abril; 8 de Julio; 21 de Septiembre; 2 de Diciembre y 11 de Febrero.

Diariamente, de las 11.00 a las 11.20 horas a partir de la salida del Sol.

Exhorto Del Genio Numero Treinta y Cuatro - Lehahiah -

Es por la minucia y el detalle que el universo se ha convertido en lo que es.
Alguien tiene que ocuparse en arreglar las nimiedades cuando las ideas generales han sido proclamadas; y te he elegido a tí, peregrino, para esa labor.

Para llevar a cabo tu tarea, necesitas ser fiel al propósito del gran hombre y adicto a la ley que mueve el cosmos.

Yo he puesto en tí esa doble fidelidad, para que puedas trabajar con igual maestría con las fuerzas que vienen de la derecha y con las que vienen de la izquierda.
Procura, peregrino, no identificarte con la necesidad y ser en todo momento el ejecutor imparcial
de la exigencia cósmica, sin que tu corazón se altere ante la crueldad inevitable, ni tu mente se indigne de las complacencias del Eterno hacia sujetos que viven la hora de los goces.

Pasa por las anécdotas como el viento entre los árboles, sin pensar en cambiar el curso de las cosas;
como el perfecto ejecutor de un mandato que quizás no comprendas; pero un día estallará en tu mente
su plena significación.

Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...