22 de abril de 2015

Signos Diloggun - Oshe tonti Eyioko -


Signo 5-2.

El refrán de Oshe Eyioko dice:

No deje lo seguro por lo dudoso.

En Oshe Eyioko te aconsejan:

Oshún, Orunla, Obbatalá Elegguá, Oyá, Oggún, Odduduwa, Shangó, Babalú Ayé, Olókun, Ozaín, Ikú.

Entorno actual de Oshe Eyioko:

No le pida a la deidades cosas imposibles de hacer. 
La persona debe ser humilde y cuidar su reputación para que su voz sea escuchada y respetada. Debe recibir a los guerreros y a Olókun. Se corre el riesgo de un gran bochorno en la calle. Hay distanciamiento entre ahijados y padrinos. Por las bebidas alcohólicas y la porfía se corre el riesgo de ir preso por largo tiempo. Hay enfermedades que entran desde la piel por epidemias. Poco a poco se está muriendo el amor, la riqueza, el entusiasmo. Hay una deuda con Yemayá. Usted se siente en tinieblas, su vida no continúa igual aun cuando le es difícil reconocerlo. Ha sido víctima de reemplazos sociales, sexuales, familiares, económicos y de salud.

Patakí. Nace ponerles flores a los difuntos.

Ikú no podía vivir con tranquilidad debido a la peste que le rodeaba, proveniente de los eggun que se comían principalmente ekute y aguema cuyos cuerpos y carnes se restregaba por todo el cuerpo por el placer que aquello le proporcionaba. La peste que acompañaba a Ikú, atraía a las moscas y estas con su zumbido no dejaban tranquilo a Ikú, quien decide esconderse durante el día en su casa que era ayapa, quien cansada de tanto ruido se fue para la orilla del rio y al llegar salió eya orun del rio y produjo un silbido que asusto a ayapa y esta murió.

Ikú al oír el silbido de ella orun se fue de la ayapa muerta pero antes se comió su carne, comenzaron las moscas a molestarla hasta que tuvo que regresar nuevamente al carapacho de ayapa que ya estaba limpio y se metió en ella. Ayarun que la vio entrar en ella le silbó nuevamente a Ikú e Ikú tuvo que volverse a ir, regresando a la tierra y encontrándose que toda la gente vivía enferma e Ikú se los comió a todos cargando con dichos eggun, pero eran muchos y pesaban demasiado, decidiendo llevarlos a un monte cercano que estaba lleno de telarañas, las que utilizo para cubrir los eggun que dejo allí. Salió y vio otro monte cercano cubierto de moscas y dirigiéndose allí para ver que había en el, descubriendo que era un monte cubierto de flores, tomo estas y se las paso por el cuerpo , con lo que alejo a las moscas que las molestaban, después arranco muchas flores y se las llevo al otro monte para cubrir con ellas a los eggun que había depositado allí. To iban Eshu.


Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...