6 de mayo de 2015

Signos Diloggun - Oshe tonti Merinla -



Signo 5-14.

El refrán de Oshe Merinla dice:

Si de día no salgo, de noche tampoco, porque debería tener cuatro ojos.

En Oshe Merinla te aconsejan:

Oshún, Orunla, Obbatalá, Elegguá, Oyá, Oggún, Odduduwa, Shangó, Babalú Ayé, Olókun, Ozaín, Ikú.

Entorno actual de Oshe Merinla:

Usted se siente en tinieblas, su vida no continúa igual aun cuando le es difícil reconocerlo. Ha sido víctima de reemplazos sociales, sexuales, familiares, económicos y de salud.

Patakí. El regalo de Oshún.

Había una tierra donde existía una miseria muy espantosa y todo el mundo se lamentaba de no tener dinero para comprar sus alimentos en la plaza. Había un hombre que era adivino de aquella tierra, el cual se sentaba a llorar en los quicios de la plaza por la desdicha de su tierra, el siempre estaba implorando a Olofi, que le mandara algo para poder resolver esa miseria.

Un día él se había hecho ebbó y tuvo que hacerlo solo con una calabaza que era lo más barato que había en el mercado y era de lo que se alimentaba casi todo el mundo en esa tierra de miseria y cuando él lo llevo a la plaza que era de donde había salido ese ebbó, llego allí una señora con un niño en los brazos que parecía una hechicería, aquella mujer vestía de amarillo y usaba rosas de igual color en su pelo, y exhalaba un perfume embriagador y ella se puso a oír las orientaciones de aquella gente, que no tenían para comer.

Entonces la mujer, soltó al niño, fue para su casa y saco de un hermoso cofre que tenía muchas monedas, las cambio y las repartió entre las gentes, para que pudieran comer, pero los vendedores decían que esas monedas no servían para nada, aquella mujer se indigno y fue a ver a Olofi y este dio nuevas monedas y cuando ella bajo ese dinero tuvo validez en la tierra.

Entonces ella se dirigió a donde estaba el adivino y le dijo: de ahora en lo adelante ya tus hijos no comerán mas eleguede, ya que ella te servirá a ti y a los tuyos para resolver los problemas que tengan. Entonces le dijo : tienes que bañarte a cada rato con maloja y clara de huevo para resolver tus problemas.

Todos comenzaron a darle las gracias a dios, diciendo que ya tenían que comer. 
Entonces aquella mujer les dice, gracias a mí que soy quien se lo da todo en la tierra, entonces ellos preguntaron, quien era ella? y esta respondió: soy hija de Olofi y me llamo Oshún. 
Así fue que el adivino dejo la pobreza y obtuvo en cambio, el poder sobre su tierra, gracias a Oshún y a Olofi.


Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...