28 de abril de 2017

Signos Diloggun - Eyeunle tonti Osa -



Signo 8-9.

El refrán de Eyeunle Osa dice:

Lo malo que hizo una vez, no lo repita.

En Eyeunle Osa te aconsejan:

Oshún, Orunla, Elegguá, Obbatalá, Obba, Nana Buruku, Odduduwa, Ikú, Yemayá, Shangó, Oke, Obbatalá, Olókun, Inle, Iroko, Otá olé, Ibeyis, Oyá, Ozaín, Eshu, Oggún, Babalú Ayé.

Entorno actual de Eyeunle Osa:

Hay traición por parte de un amigo. Corrija todo lo malo que ha hecho. Haga sus cosas completa. Hay quienes lo quieren destruir por envidia. Usted quiere una ayuda porque algo está terminando en su mundo.

Patakí las cosas completas.

Había un cazador que hacía varios días que no cazaba, y por lo tanto se preguntaba la razón de esto. Haciendo reflexión decidió ir a casa de Orunmila, el cual le hizo osodde y le mando ebbó. El cazador fue al otro día a casa de Orunmila para hacer el ebbó, pero solo llevo la mitad de lo que llevaba dicho ebbó. Después llego el venado y le dijo a Orunmila que no tenía un solo momento de descanso, por causa del cazador. Orunmila le hizo osodde y le mando la misma rogación, y este le llevo la mitad. A los pocos días se apareció en venado muy triste, y le dijo a Orunmila que el cazador le había matado a su hijo. Orunmila le contesto que se alegrara, porque la rogación se había hecho a medias, y que no había alcanzado para él.

Posteriormente apareció el cazador, que entre los venados que vio, cazo al más chico. Orunmila le contesto: alégrate, porque el ebbó lo realizaste a medias, y confórmate con lo que cazaste.

Nota: Háganse las cosas completas.


Patakí. Los tres amigos que se tratan con falsedad.

Abo (el carnero) , Igui (el palo), oga (la soga), onibodo (el portero)

Olofi tenía una hija, pero la muerte se enamoro de ella, y se lo dijo a Olofi. Este se asombro de que Ikú, le pidiera a su hija para casarse con ella. Entonces Olofi quien no podía tener distinción entre ninguno de sus hijos, le dijo: está bien, si tú te comprometes en traerme cien cabezas (estas cien cabezas eran fenómenos del otro mundo), entonces tú podrás cazarte con mi hija. Pero como Ikú era hombre de pensamientos ligeros, pensó cien cabezas, es un fenómeno, es mejor hacerle una proposición y le dijo: Olofi, es para mí muy ventajoso. Cien cabezas para que?, si usted sabe que hay una cabeza que vale más que cien cabezas juntas. Olofi pregunto: quién es?. Ikú le contesto: la de igui.

Entonces Olofi que sabía que igui era un hombre cumplidor de sus deberes y hacia las rogaciones que le mandaban, acepto la proposición de Ikú. Ikú salió en busca de igui y se encontró con abo, al cual le conto su entrevista con Olofi y le dijo: si tú me ayudas en esto, yo te aseguro que nunca morirás. Abo acepto y llamo a oga y le dijo: yo necesito que como amigo mío me hagas un favor. Oga como era su intimo amigo le contesto: si, como no. Abo le dijo vete a casa de igui y como es nuestro amigo tráelo para acá, tu no trabajaras mas porque si logramos llevarlo a Olofi, estamos salvados.

Oga fue a casa de igui y cuando llego este estaba acostado. Oga toco tres veces la puerta, pero nadie contesto ya que igui se había hecho rogación y le había salido que no podía abrirle la puerta a nadie, después que se acostara. Oga volvió a tocar e igui contesto: quién es?, yo tu amigo oga, abre. Igui le dijo: no, no puedo, estoy acostado. Viendo oga que igui no abría la puerta se fue donde estaba abo y le conto lo sucedido. Este se encolerizo al saber el fracaso de oga.
Entonces abo decidió ir él a buscarlo y como sabia que le gustaba tanto el coco, cogió un coco y se fue para la casa de igui. Toco a la puerta de igui, y este le dijo lo mismo que a oga: yo no puedo abrir la puerta, estoy acostado. Abo le dijo: no importa que no me abras toda la puerta, sino un poquito, mostrándole el coco que le traía. Este lo hizo así y al estirar la mano para cogerlo, abo lo agarro, lo echo dentro de una caja, se lo puso en la cabeza y salió caminando para llevárselo a Ikú.

Pero Oyá que sabía todo esto, se escondió, y cuando igui era traído por abo, mando un gran remolino y se formo un gran viento. Abo cogió miedo, y se fue a guarecer, dejando sola la caja. Entonces Oyá aprovecho y saco a igui de la caja y le echo nueve manillas a la misma. Pasado el remolino abo siguió su camino.

Ikú que esperaba en un lugar secreto, cuando oyó el ruido del viento que era: lerí noda fitibu, desapareció del lugar donde estaba escondido y abo continuo el viaje a donde estaba Olofi. Onibode, el portero de Olofi lo esperaba; pero abo, que presintió algo, al no encontrar a Ikú no quería entrar y daba pasos hacia atrás (faniseyi), Olofi le decía guele (entra), pero abo faniseyi terciaba. Viendo Olofi que abo no entraba, dijo: murele, murele guale (apúrense y cójanlo) y los demás contestaron a abo: firole guale abo firele guele. Entonces agarraron a abo y abrieron la caja; viendo que no había nada, Olofi maldijo a abo y dijo: mientras el mundo sea mundo, Shangó y Oggún te comerán To iban Eshu.

Ya usted ve la traición. El carnero, la soga y el palo son tres verdaderos amigos, por cuanto el carnero se amarra de una soga, y esta de un palo. Son tres amigos que comen juntos. Hay tres amigos que se están tratando con dos caras, con hipocresía y falsedad.



Siguiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...