2.26.2015

Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum)–Plantas Medicinales


Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum)-L

El castaño de Indias pertenece a la familia de las hipocastanáceas, que comprende no más de 20 especies y que son propias de países templados y cálidos de Asia y América.
Este árbol es originario de Grecia, donde se encuentra silvestre en muchas montañas del
país.

La historia nos cuenta que de Grecia fue llevado a Turquía y posteriormente la planta empezó a cultivarse en Europa, extendiéndose muy rápidamente.

En España lo podemos ver muy repartido en parques y grandes avenidas, básicamente
cumpliendo una función ornamental.

Es un árbol de gran porte, fácil de reconocer por sus grandes hojas enfrentadas y de prolongado rabillo.

El árbol florece en el mes de abril en las costas templadas del país, y sobre mayo o junio
en los sitios más elevados.
El fruto madura a finales de verano o en otoño.

Es típico ver en determinadas zonas residenciales donde abunda este hermoso árbol cómo
los niños, a la salida de los colegios, se divierten haciendo auténticas batallas campales
con castañas, aunque algunos de ellos suelen salir a veces mal parados, ya que las púas del
fruto, si bien son blandas, hacen daño cuando se usan como proyectiles.
En la corteza de las ramas jóvenes se encuentran unas sustancias llamadas esculina y
esculetina, de sabor amargo.

También contiene taninos, saponinas y diversos elementos como calcio, potasio y fósforo.

La esculina y esculetina confieren a la planta propiedades venotómicas, que aumentan la
resistencia capilar.

Además posee propiedades antiinflamatorias y controla la permeabilidad de los vasos, ejerciendo por ello una importante acción antiedematosa.

Asimismo posee una excelente acción vasoconstrictora, utilizada contra las hemorroides
dolorosas ya que no solo calma el dolor sino que reduce progresivamente su volumen.

También resulta muy útil al reducir el diámetro de las venas en las varices y flebitis.

La medicina popular ha empleado las castañas en la curación de diarreas persistentes, en
la disentería, e incluso antiguamente también contra la malaria.

En aplicaciones externas se ha utilizado para lavar heridas y sabañones.
Pero no es una planta completamente atóxica.

Alguno de sus compuestos puede resultar tóxico si se emplea de manera incorrecta.

Las semillas pueden confundirse con las del castaño, pudiendo ocasionar, tras su ingestión,
cuadros de gastroenteritis, midriasis y somnolencia, por lo que se aconseja su empleo
bajo control facultativo.

- Decocción. Se usan entre 30-40 g. de corteza por litro de agua, pudiéndose tomar hasta
medio litro al día, repartido en 2 ó 3 tomas.

- Tintura. Preparada a partir de castañas frescas, se toma 3 veces al día.

- Extracto fluido estabilizado. De 10 a 35 gotas, tres veces al día.

- Lavados. A partir de una decocción de la corteza al 5%, se pueden realizar lavados locales.

- Pomadas. Con un 20% de extracto, de aplicación local sobre las hemorroides.

- Supositorios con 20-30 mg de extracto seco.

Antiedematoso. Venotónico. Antiinflamatorio


jazmines

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...