3.13.2015

Hatha Yoga – II Parte



- Siendo la primera herramienta del Hatha Yoga, los asanas (posturas) se describen primero.
Se debe practicar para obtener una postura firme, salud y agilidad en el cuerpo.

- Describiré ciertos asanas que han sido adoptados por los sabios (Munis) como Vashistha, yoguis como Matsyendra y demás.

- Siéntase en el suelo con el cuerpo erguido y las piernas flexionadas, colocando la planta de cada pie entre la pantorrilla y el muslo (de la  pierna contraria). Esta (postura) se llama Svasticasana.

- Coloque el tobillo derecho al lado de la nalga izquierda. Del mismo modo, ponga el tobillo izquierdo al lado de la nalga derecha. Esta (postura) se llama Gomukhasana (Go – mukha – asana: vaca – cara – postura) porque se asemeja a la cara de vaca.

- Coloque un pie sobre el muslo del lado opuesto y, de la misma manera, el otro pie en el otro muslo. Esta postura se llama Virasana (Vira – héroe, asana – postura).

- Coloque los tobillos cruzados bajo el ano y siéntese inmóvil. Quienes conocen el Yoga la llaman a esta postura Kurmasana.

- En Padmasana, se introducen las manos entre los muslos y pantorrillas, se apoyan en el suelo y se eleva el cuerpo; esta postura se convierte en Kukkutasana (Kukkuta – gallo).

- Uttana Kurmasana: considerando Kukkutasana, se agarra la nuca con los dedos de las manos entrelazados, se apoya la espalda en el suelo y se permanece así,  como una tortuga boca arriba, en Uttana Kurmasana (Uttana – estar acostado sobre la espalda; Kurma – tortuga).

- Sujetando los dedos gordos de los pies con ambas manos, manteniendo una pierna estirada mientras se acerca la otra a la oreja, como si el cuerpo fuera un arco, esta postura se llama Dhanurasana (Dhanu - arco).

- Matsyendrasana: Después de haber colocado el pie derecho en la raíz del muslo izquierdo, y el pie izquierdo junto a la parte exterior de la rodilla derecha se sujeta cada pie con la mano contraría, pasando los brazos por detrás de la espalda y girando la cabeza hacia la izquierda. Este es el asana según explicado por Sri Matsyanatha. Aumenta el apetito y destruye enfermedades mortales. Su práctica despierta el Kundalini y detiene el derrame del néctar de la luna.

- Estirando ambas piernas en el suelo como si fueran dos palos, se sujetan los dedos de los pies con ambas manos apoyando la frente en las rodillas. Esta es Paschimottanasana.

- Este Paschima Tana (Paschimottanasana) lleva el aire desde la parte delantera hacia la parte posterior del cuerpo (es decir, por el Sushumna), enciende el fuego gástrico, reduce la obesidad y cura  enfermedades.

- Coloque las palmas de ambas manos firmemente en el suelo y eleve el cuerpo en el aire apoyando el vientre sobre los codos, manteniendo el cuerpo recto como un palo. Esta postura se llama Mayurasana (Mayura – pavo real).

- Este asana cura todas las enfermedades del estomago, abdomen, glándulas y bazo, y elimina las irregularidades de la flema, la bilis y el viento, facilita la digestión de los alimentos tomados en exceso, aumenta el apetito e incluso hace digerible el veneno mortal Kalakuta.

- Acuéstese en el suelo, como un cadáver; esta postura se llama Shavasana. Elimina la fatiga y da descanso a la mente.

Shiva enseñó 84 posturas. Se describirán aquí las cuatro más importantes.

Y estas son: Siddha, Padma, Sinha y Bhadra. De estas, Siddhasana es la más cómoda y deberá siempre ser practicada.

Presione firmemente el talón del pie izquierdo contra el perineo, y el talón derecho por encima del lingha (el pene); con la barbilla presionanda contra el pecho, sentado en posición erigida, se mantiene calma, restringienso los sentidos y mirando hacia el entrecejo. Esta postura se conoce como Siddhasana, la puerta hacia la salvación.

Siddhasana se realiza también colocando el talón izquierdo por encima del órgano sexual, y el talón derecho por encima de éste.

Hay quienes la llaman Siddhasana, algunos Vajrasana. Otros la llaman Muktasana o Guptsana.

Así como la moderación del apetito y la inocuidad son las más importantes entre los Yamas y Niyamas, los sabios denominaron Siddhasana como el más importante entre los asanas.

De los 84 asanas, Siddhasana siempre debe ser practicado, ya que limpia las impurezas de las 72.000 nadis.

Meditando sobre su auténtica esencia (Atma, espíritu), alimentándose con moderación y practicando Siddhasana durante doce años, así es como el yogui logra éxito.

Las demás posturas no son necesarias cuando se logra control en el Siddhasana, y el Prana se vuelve tranquilo y moderado mediante Kevala Kumbhaka.

Cuando se consigue la perfección en Siddhasana, uno llega al estado de Unmani y los tres bandhas aparecen de forma natural y sin esfuerzo.

No hay asana como Siddhasana, ni kumbhaka como Kevala, ni mudra como Khechari, ni Laya como Anahata Nada.

- Coloque el pie derecho sobre el muslo izquierdo y el pie izquierdo sobre el muslo derecho, agarre los dedos gordos de los pies con las manos cruzadas por detrás de la espalda. Presione el mentón contra el pecho y lleve la mirada hacia la punta de la nariz. Esta postura se llama Padmasana y destruye las enfermedades de los yoguis.

- Coloque los pies sobre los muslos contrarios y las palmas de las manos en el regazo, hacia arriba, una encima de la otra; fije la mirada en la punta de la nariz presionando con la lengua la raíz de los incisivos superiores y el mentón  contra el pecho; eleve Apana Vayu con suavidad mediante Mula bandha (la contracción del perineo).

- Esta postura también se llama Padmasana, destructora de todas las enfermedades. No todos pueden alcanzarla, únicamente los más inteligentes.

- Tras mantener ambas manos en el regazo, realizando el Padmasana con firmeza, manteniendo el mentón fijado en el pecho y contemplando sobre Él en mente, se eleva el Apana Vayu mediante la realización de Mula bandha y se empuja el Prana hacia abajo por la contracción de la garganta, uniendo así el Prana y Apana en el ombligo. Así se obtiene una sabiduría suprema, al despertar de la Kundalini.

- El yogui que, sentado en Padmasana, llega a controlar el Prana inspirado por las nadis, alcanza sin duda la liberación.

- Presione los talones de ambos lados contra el perineo, cruzados de tal manera que el talón izquierdo toque el lado derecho del perineo y el talón derecho toque el lado izquierdo.

- Coloque las manos en los muslos, con los dedos estirados y la mirada hacia la punta de la nariz, manteniendo la boca abierta y la mente concentrada.

- Esta es Simhasana, considerada sagrada por los mejores yoguis. Esta excelente postura facilita los tres bandhas (Mula bandha, Jalandhara bandha y Uddiyana bandha).

- Coloque los tobillos a ambos lados del perineo, el derecho a la derecha y el izquierdo a la izquierda (con las plantas de los pies unidas).

- Mantenga los pies firmemente unidos con las manos y permanezca inmóvil. Esta es Bhadrasana, cura todas las enfermedades.

- Los yoguis avanzados denominan esta postura Gorakshasana, sentándose en ella el desaparece el cansancio.

1.56. Las nadis deben ser purificadas mediante la realización asanas, kumbhaka y varios y curiosos mudras. Después continúa con la concentración en el (Anahata) Nada, el sonido interior.

- Con la castidad (Brahmacharya), la dieta moderada, el desapego a los objetos de placer y la devoción al Yoga se logra el éxito, sin duda, en el plazo de un año.

- Seguir una dieta moderada es -alimentarse con comida dulce y agradable, dejando libre la cuarta parte del estómago dedicando la ofrenda a Shiva.

- No se consideran adecuados para el yogui los alimentos amargos, agrios, picantes, salados o muy calientes; los vegetales verdes (distintos de los recomendados), las legumbres fermentadas, el aceite de sésamo, la mostaza, las bebidas alcohólicas, el pescado, la carne, el requesón, la mazada, los granos de tipo Chhaasa, la Azufaifa, las tortas de aceite, la asafétida y el ajo.

- También debe evitarse la comida recalentada, los alimentos secos, demasiado salados o ácidos, vegetales que causan sensación de ardor – todos esos no se deben comer.

- Goraksha indica que desde el comienzo el yogui ha de evitar las compañías inadecuadas, el calentarse junto al fuego, las relaciones sexuales, los viajes largos, los baños fríos por la mañana temprano, el ayuno y el esfuerzo físico exagerado.

- Los siguientes alimentos son recomendados para el yogui: trigo, arroz, centeno, Shashtika (un tipo de arroz), cereales, leche, Ghee (manteca hindú), azúcar moreno, miel, jengibre seco, pepinos, las cinco hierbas, mung y agua pura.

Un yogui debe tomar alimentos dulces y nutritivos, mezclados con leche y Ghee (manteca hindú), que sean agradables y que generen el buen humor.

- Ya sea joven, viejo o demasiado viejo, enfermo o enjuto, quien descarta la pereza y practica activamente el Yoga obtiene éxito.

- Aquel que está comprometido con la práctica logra el éxito, no el perezoso. Uno nunca puede obtener el éxito en el Yoga con solo leer libros sobre Yoga.

- Tampoco se logra el éxito vistiendo de una forma determinada o conversando sobre el Yoga; La práctica constante sola es el secreto del éxito, sin duda.

- Asanas, varios kumbhakas, mudras y otros medios del Hatha Yoga deben practicarse hasta que se obtenga el fruto Raja Yoga.

jazmines

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...