3.13.2015

Signos Diloggun - Oggunda tonti Oddi



Signo 3-7.

El refrán de Oggunda Oddi dice:

Lo que se sabe no se pregunta.

En el signo Oggunda Oddi aconsejan:

Oshosi, Aggayú, Yemayá, Oggún, Obbatalá, Olofin y Babalú Ayé.

Entorno actual de Oggunda Oddi:

Usted necesita una orientación, ya que el fin es en éste momento una presencia en su vida, confronta un problema que aún no ha podido vencer.

Pataki. El akuko.

En una ocasión que el akuko (gallo) se encontraba en la copa de un frondoso árbol, despertando a Oggunda dio con su canto se le acerco la zorra y comenzó a hablarle para convencerlo y que el akuko bajara de donde él estaba para comérselo, donde la zorra le hablaba diciéndole que se había emitido una proclama donde se establecía la paz y la concordia entre todos los animales del reino, que bajara de la cima del árbol sin miedo para conversar mejor.
Pero akuko había aprendido a ser desconfiado y antes de bajar quiso hacer una prueba, por lo que le dijo a la zorra: Voy a bajar, pero déjame que observe por allá abajo, que creo que viene el rey oggunda dio con sus perros y la zorra que le tenía miedo a los perros y era mentira lo que le había dicho al akuko, se marcho corriendo, comprobando el akuko que era mentira de la zorra y se salvo por ser desconfiado.

Pataki. Porque Shango tiene que cargar con Ogue.

Ogue, era un hombre que tenía fama de médico, o más bien de curandero, pero lo tenían en la tribu como médico y resulta que había un matrimonio cuya mujer estaba enferma y Obbatalá mando a Ogue para que este tratara de curar a la mujer.
Ogue fue a la casa de la mujer con el fin de curarla, pero Shangó vio cuando Ogue entraba en la casa, fue al lugar donde trabajaba el esposo de la enferma y le dijo: Ve a tu casa ahora mismo para que veas que ella te es infiel con Ogue el curandero.
El esposo de la señora enferma le creyó a Shangó, lo que le había dicho y se enfureció de tal manera que dejo el trabajo y cogiendo un machete, corrió para su casa.
Cuando el esposo de la enferma llego a su casa vio que su mujer estaba acostada en la cama y Ogue estaba parado delante de la misma.
Este empezó a injuriar a su esposa y a Ogue, sacando el machete, trato de agredir a Ogue.
Pero resulto que en ese cuarto había una ventana por la cual pudo saltar, Ogue salió corriendo y el esposo le salió detrás.
Ogue no conocía el camino por donde iba corriendo y cayó en un hoyo, no pudiendo salir, cuando acertó pasar por allí Obbatalá, que pregunto qué cosa era lo que sucedía, entonces el esposo de la enferma le conto furioso a Obbatalá lo que había dicho Shangó y como Obbatalá sabía bien lo que había sucedido con el asunto de su esposa y Ogue, le dijo al esposo que eso era mentira de Shangó, pues Ogue fue a tu casa a curar a tu mujer por mandato mío.
Obbatalá mando a buscar a Shangó y cuando este llego a su presencia Obbatalá le dijo: Tú eres el responsable de todo esto, por lo tanto tú eres el que tiene que sacar a Ogue del hoyo en el cual ha caído. Shangó se valió de su maña y pudo sacar a Ogue. Cuando Ogue estuvo afuera, Obbatalá se dirigió a Shangó y le dijo: Por mentiroso te ordeno que mientras el mundo sea mundo, tendrás que cargar a Ogue encima de ti: To iban Eshu.

Barra separadora de fuego

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...