29 de abril de 2017

Origen De La Cartomancia -

Ha sido objeto y motivo de encarnizadas controversias y polémicas, la averiguacion del origen de las cartas.
Mucho se ha desbarrado a este respecto y particularmente, en algunos manuales destinados a indicar la forma en que se echan las cartas y valor o representacion de estas, publicados no hace muchos años.
Según esos manuales o por lo menos la mayor parte de ellos, se atribuye a Jacquemin Gringonneur la introducción en Francia de este juego, basándose en el hecho escueto de que, según la historia de este país, el citado Gringonneur recibió cincuenta sueldos de París, de Carlo Poupart, platero de Carlos VI por tres juegos de naipes de muchos colores, hechos con objeto de divertir al referido monarca en la época de su locura.
Aun cuando el hecho resultara cierto, también resulta comprobado que el uso de los naipes en Europa es anterior al año 1249, año en que el Sínodo de Worchester prohibió, bajo penas severas, el juego de " rege et regina o de naibi, como entonces se le llamaba.
No menos encarnizadas polémicas se han suscitado con motivo de si fueron los italianos, los franceses, los alemanes o los españoles quienes introdujeron el uso de los naipes en Europa y sobre si las primitivas cartas eran francesas, alemanas, italianas o españolas.
Para que sean francesas no se ha aducido otro hecho que el atributo a Poupart, encargado al pintor de imagenes Gringonneur, tres juegos de naipes.
En cambio, en un antiguo libro titulado Juego de Oro, impreso en 1472 en Leipzig, o sea poco después de la invención de la imprenta, se dice que el juego de naipes fue introducido por primera vez en Alemania, allá por el año 1300.
Por su parte, el abate Rives, sostiene que el juego de las cartas tuvo principio en España*, importado directamente desde el Oriente en 1330 y que en ese mismo año maese Nicolás Pepin, pintor de imagenes como Gringonneur, adapto la baraja egipcia a la española.
Por ultimo, el abate Longuerre, pretende que el juego de naipes tuvo, entre todos los pueblos de Occidente, su origen y principio en Italia.
Sea lo que fuere, lo cierto es que los naipes modernos son diferentes en los mencionados países.
En efecto, los franceses tienen lo que literalmente podríamos traducir, pica, trébol, cuadrado y corazón (pique, trefle, carreau y coeur), los alemanes verde bellota y los españoles, oros, copas, espadas y bastos, habiéndole dado el significado siguiente: los oros, en representacion de la clase media y el comercio, las copas, en la de personas dedicadas al estado eclesiástico, las espadas, en la nobleza y las armas y los bastos, como representacion genuina de todo lo que se relaciona con las clases agricultora y pechera, siendo estos los cuatro brazos o estados ene que se dividía en la Edad Media la sociedad española.
Remontandonos ahora a tiempos mas lejanos, buscando al verdadero origen de los naipes y fundándonos en la opinión de distinguidos sabios, quienes a su vez, la fundan en datos penosa y habilmente rebuscados, diremos que fueron los egipcios quienes los inventaron en la época de uno de los Faraones, en un periodo de penuria y escasez, con el objeto de divertirse y de no sentir tanto los efectos del hambre.
Si hemos de dar crédito a Etteilla, quien atribuye, como nosotros, a los primitivos egipcios la invención de los naipes o libro de Thot, este estaba compuesto de 78 planchas de oro purísimo, sobre las cuales había grabado ciertos jeroglificos o palabras misteriosas, cuya explicacion se hacia diariamente por los padres de familia, siendo este el único libro que escapo del furor de Omar cuando mando incendiar por muchos conceptos la celebre biblioteca de Alejandría.
Aunque muy autorizado, no seguiremos ciertamente el parecer de Etteilla, si en la Sancta Kabala, no encontraremos que se hace mención del juego de cartas, del que aun actualmente se sirven las modernas sibilas.
Este libro, escrito en emblemas o jeroglíficos, es el ya citado libro de Thot y las hojas sueltas de que se compone, son conocidas con el nombre de Taros.
Son muchos los orientalistas que han tratado de penetrar su sentido, siendo Guillermo Postel quien en 1540 publico su sentido, titulándolo Clave de las cosas ocultas - después de cuya publicacion se volvió loco -, con la explicacion de los jeroglíficos y significado de las figuras simbólicas o emblemáticas que en el aparecían.
También Court de Gibelin, filosofo de una inmensa erudición, ha pretendido explicar esos emblemas en su obra titulada.
El Mundo primitivo analizado y comparado con el mundo moderno.
El Tarot ha debido sufrir grandes alteraciones en el siglo XVI, puesto que las figuras llevan los trajes de esa época.
Sea lo que fuere, los hebreos atribuyen la invención del mencionado libro a Henoc, los egipcios a Hermes y los griegos a Cadmus, según se dijo antes.
Para nosotros existen diferencias esenciales entre el juego de cartas conocido actualmente con el nombre de Thot, cuyo origen es esencialmente asiático y el libro de Hermes denominado Taro, siendo una prueba de ellos el que el juego de Taro, propiamente dicho, se compone de 22 tabletas o figuras, en tanto que el juego egipcio esta formado por 78, aun cuando se supone que esas 22 tabletas, sumadas a las 56 de que se componía la baraja francesa, son las mismas que constituyen la egipcia.
Los que así opinan fundan su opinión en haberse hallado en China un juego completo de 77 tabletas, el cual, según se dice, puede haber servido de modelo a la baraja francesa, de la cual debieron constituir los taros una quinta serie.
Nosotros, siguiendo el parecer de Postel y de Gibelin, nos contentaremos con advertir aquí, que Henoc y Cadmus solo son citados por los eruditos y que, en cambio, la tradicion universal mira a Hermes como el inventor y manantial de toda magia.
Hermes (Mercurio) quiere decir genio humano, inteligencia suprema.
Hermes se llama Trimegisto (tres veces grande), porque se reconoce un Hermes en cada mundo.
Hermes es, pues, la inteligencia de muchos siglos reunida en haces bajo un hombre colectivo.
El gran sacerdote de la iniciación egipcia era llamado Hermes.

* Como el hecho es exacto, bien puede afirmarse que España fue la primera nación de Occidente de Europa que empezó a hacer uso de los naipes, estando además probado que de allá se exportaron a Francia, razón por la cual, la antigua baraja francesa consta de oros, copas, espadas y bastos, que es la misma forma de la baraja española.


Fuentes:
El supremo arte de echar las Cartas
Dr. Moorne
Siguiente 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...