7/05/2017

Libros Fundamentales Del Judaismo -



Tanak es el nombre de la Biblia Hebraica en donde se cuenta la historia del pueblo hebreo. 
Su parte más importante es la Torah, cuyos primeros cinco libros (o rollos) incluyen las leyes y los diez mandamientos que Dios le reveló a Moisés.
El judaísmo posee libros fundamentales que rigen su existencia, la Tanak, para nosotros conocida como el Antiguo Testamento, y el Talmud.

La Ley o Toráh

Libro de libros, llamado también Antiguo Testamento, está dividido en tres grandes partes. La primera es la Torah, ley que abarca los primeros cinco libros, llamados también "Pentateuco", en hebreo "Jumash" , o Ley De Moises. 

Los cinco libros son: Génesis (Bereshit), Éxodo (Shmot), Levítico (Vaikrá), Números (Bemidbar) y Deuteronomio (Devarim). 
Abarcan el período que va desde la creación del mundo hasta la muerte de Moisés en víspera a la entrada a la Tierra Prometida (Canaán, Tierra de Israel).



Los Profetas o Nebi’im

La segunda parte de la Biblia abarca un extenso período que comprende desde la conquista hasta los últimos profetas: son los Nebi'im (profetas). 
Los libros que contiene la historia profética de Israel son: Josué (período de la conquista), Jueces  y II, de Samuel I y II, Reyes y los dedicados a los tres grandes profetas Isaías, Jeremías y Ezequiel y los doce profetas menores, entre los que se encuentran Amos, Malaji, Zacarías y Jonás entre otros.

Los Escritos o Ketubim

La tercera parte de la Biblia son los Ketubim (escritos), que están formados por el libro de los salmos, proverbios, Job, Daniel, Esdras, Nejemías, Rut, Cantares, Lamentaciones, Eclesiastés, Ester y Crónicas I y II. 
Abarcan un extenso período de varios siglos, que va desde el siglo VII a.C. hasta el período persa, el retorno a Israel y la construcción del Segundo Templo de Jerusalén (siglo V a.C.). 
Se destacan aquí importantes libros filosóficos como el Eclesiastés, Job y proverbios, de enseñanzas morales y de vida. Job describe al hombre en una situación especial, el dolor y la prueba. 
Los 150 salmos atribuidos por la tradición poética y sapiencial al Rey David, son de constante inspiración para el pueblo judío, fuente de consuelo en momentos aciagos de persecución y dolor, y fuente de regocijo en distintas festividades. 
Por todo lo dicho, es el Tanak (= Torah+Nebi’im+Ketubim) el Libro de los Libros y, por extensión, el pueblo judío fue y es llamado "El Pueblo del Libro".

El Talmud

El Talmud es una obra que recoge las discusiones rabínicas (maestros judíos) sobre leyes, tradiciones, costumbres, leyendas e historias del pueblo hebreo. 
El Talmud se caracteriza por preservar la multiplicidad de opiniones a través de un estilo de escritura pedagógica, mayoritariamente en forma de preguntas, producto de un proceso de escritura grupal. Los Talmud’s fueron redactados a lo largo de varios siglos por generaciones de rabinos de muchas academias rabínicas de la antigüedad, siendo el Talmud de Jerusalén y el Talmud de Babilonia los más importantes. 
El judaísmo considera al Talmud la Tradicion Oral, mientras que la Toráh (el Pentateuco) es considerada como Tradicion Escrita.
El Talmud extiende, explica y complementa a la Tanak, pero no puede, por definición, contradecir a la Torah, que es la revelación de Dios por excelencia. 
El paradigma de la Halakah (= ley judía) supedita la autoridad del Talmud y la tradición, a la de la Torah. 

La Halakáh

La Halakah (= camino) es la recopilación de las principales leyes judías, que incluyen las 613 Mitzvot (= mandamientos contenidos en la Torah), y posteriormente las leyes talmúdicas y rabínicas, así como sus tradiciones y costumbres, lo que se conoce comúnmente como la Ley Mosaica o Ley de Moisés. 
El judaísmo no presenta una clara distinción entre la vida religiosa y la no religiosa. 
Por lo tanto, la Halakáh no sólo guía las prácticas y creencias religiosas, sino también el día a día, la vida cotidiana, la ley civil. El nivel y la forma de observancia de las leyes de la Halakáh varían de acuerdo con las distintas comunidades y tendencias del judaísmo. Las comunidades ortodoxas procuran una observancia completa, mientras que las conservadoras son menos estrictas, sin desconocer su existencia e importancia. Para la tendencia reformista, la Halakáh es una importante guía, pero no es prescriptiva. Asimismo, existen grupos judíos que tienen una visión religiosa no rabínica, entendiendo que las leyes emanan exclusivamente de la Tanak (Antiguo Testamento), pudiendo aceptarse diversas interpretaciones.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...