25 de mayo de 2017

El Tarot De Las Hadas - Reseña -

Una vez presentadas de un modo genérico las cartas del tarot, cabria preguntarse que sentido tendría un tarot de Hadas.
La respuesta es evidente y muy sencilla: el vinculo que mantienen las Hadas con la naturaleza lo hace posible.
Si un tarot tiene sentido, ese es el Tarot de las Hadas.
Huno un tiempo en el que el ser humano vivió intima comunicacion con la naturaleza.
Los bosques, los campos, los cielos, los ríos y mares, constituyen el medio natural donde encontraba el sustento y todos los elementos que precisaba para la vida.
El amaba y respetaba la naturaleza y este le correspondía mostrándose tal cual era, con su generosidad y abundancia, revelándole sus misterios y encantos mas ocultos.
Pero el hombre se fue alejando progresivamente de la naturaleza.
Los descubrimientos científicos, los avances tecnicos y la civilizacion sembraron primero la duda en el hombre para acabar derrumbando sus viejas creencias.
La soberbia y el sentimiento de autosuficiencia le hicieron volver la espalda a aquel mundo sobrenatural en el que un tiempo se movió. Con el paso de los años, los hombres no solo menospreciaron las narraciones que sus antepasados les legaron de generación en generación en un proceso de siglos, sino que acabaron ignorando a los seres que un día competieron con ellos los bosques y los ríos.
Las Hadas, unos seres primitivos y esenciales, todavía mantienen el vinculos inicial con la naturaleza. Esta unión hace posible que conozcan los secretos de las plantas y sus poderes, que hablen el lenguaje de las flores, de los arboles y animales y que controlen los fenómenos meteorológicos, como la niebla, las tormentas o el arco iris.
Las Hadas como los palos del tarot, se dividen en cuatro grupos que equivalen a los cuatro elementos de la naturaleza, así distinguimos las hadas del reino del bosque, las hadas del reino del agua, las hadas de las grutas y las montañas y las hadas del fuego, del aire y de la luz.
Aunque comparten características comunes, cada una de ellas encarna un valor distinto: "La Grig" representa la alegría, "La Vila", la justicia, "Calipso" el sacrificio, "los Tuatha de Dannan" personifican el poder,la autoridad, la estirpe, las hadas de las estaciones reflejan el cambio, "las Moiras"el destino, las damas verdes descubren el poder de seducción, "Asrai" muestra su fragilidad y las "Daoine Sidhe" el éxito social, la anciana "Habetrot" representa el apoyo cuando mas se necesita, las "Portunes"informan de una buena noticia y la "Leanan Sidhe" recuerda que debemos mirar dentro de nosotros.
El elemento Tierra, el Palo de Oros, nos sumerge en el mágico mundo del reino del bosque: "la Dríade", guardiana del roble, "la Meliade" guardiana del fresno,la creativa doncella del musgo, el respetuoso caballero Ossian, el altanero rey Finvarra, la pequeña Muryan,la siempre deslumbrante reina Mab, la despierta hada del espino.
Todas ellas nos abren los secretos de su reino y nos hablan del lado mas material de nuestra vida, el dinero, recordándonos que poseer sin compartir, poco sentido tiene.
El elemento Agua, reflejado en el palo de Copas, nos llega a través de las hadas del reino del Agua y se nos manifiesta a través de sus ríos,lagos y mares: las enamoradizas sirenas, la comprensiva Roane, las hermosas doncellas cisnes, la tierna Asrai, la temperamental Rusalki, las caprichosas mujeres marinas, las dulces donas d´aigua, nos muestran sin pudor el mundo de los sentimientos y nos recuerdan que solo el que se entrega puede triunfar o perder en el amor. El elemento Aire, explicado a través del palo de Espadas, nos presenta a las hadas mas salvajes y atrevidas: la terrible Annis, las temidas lavanderas, la luchadora Morrigan, la lanzada Hada del Brasil, la tímida Ayalga, la agresiva Cailag o el viajero Ulises, nos enfrentan a los distintos obstáculos que encontramos en la vida cotidiana.
La vida no es fácil, pero cada día es un nuevo descubrimiento que merece la pena ser vivido.
El elemento Fuego, que da el palo de Bastos, nos revela las hadas mas apasionantes, llenas de luz y de fuego, las siempre ardientes salamandras, hadas del fuego, las luminosas dedos de luz, la esperanzadora Hada del arco Iris, las selectas Daoine Sidhe, las elegantes Sidhes, el autoritario rey Obreron, las atléticas sílfides, la obediente Eco, nos descubren que, cuando estamos sin fuerzas, la voluntad y el coraje son los medios para salir adelante.
Afortunadamente, no todos los hombres le dieron la espalda al mundo sobrenatural.
La creencia en hadas, elfos, trasgos y brujas, se mantienen todavía en los cuentos y mitos del norte de Europa, en la lejana China, en la India, África o América.
Aun hoy, estos esquivos espíritus pueden hacerse patentes a las almas sencillas que son capaces de creer en un mundo encantado, alejado de los canones y de la dureza de las realidades cotidianas.
Las viejas sagas nórdicas, los relatos celticos, las eddas irlandesas y otras creaciones literarias posteriores todavía conservan restos de ese mágico mundo que un día compartieron hombres y hadas y que estas ahora tratan de descubrirnos.

Fuentes Consultadas
Sandra Ramirez
Editorial El Ateneo
Siguiente 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu Comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...