19 de julio de 2017

Mjolnir - El Martillo Del Dios Nordico Thor - Leyenda -


El objeto más representativo de Thor es su martillo de guerra de mango corto, llamado Mjolnir (el aplastador), creado por los enanos Sindri y Brokk, el cual arrojaba a sus enemigos, los gigantes de hielo, con poder destructivo, y que poseía la maravillosa propiedad de regresar siempre a su mano, sin importar lo lejos que lo hubiese lanzado. 

Además puede encogerse y ser llevado con disimulo en la ropa, y también puede ser utilizado para arrojar rayos. 

Mjolnir era considerada por los dioses como el más precioso de todos los trabajos de los enanos y el arma más poderosa que poseen los dioses en su defensa contra las fuerzas de Jotunheim. 

Ya que este enorme martillo, emblema de los truenos, estaba por lo general incandescente, el dios poseía un guantelete de hierro llamado Iarngreiper, que le permitía agarrarlo firmemente. 
Él era capaz de arrojar a Mjolnir hasta una gran distancia y su fuerza, que siempre era formidable, se multiplicaba por dos cuando se ponía su cinturón mágico, llamado Megingjord. 


El martillo de Thor era considerado tan sagrado por la antigua gente del Norte que ellos solían hacer la señal del martillo, al igual que los cristianos les enseñaron posteriormente a hacer la de la cruz, para ahuyentar las influencias malignas y asegurarse las bendiciones. La misma se hacía sobre el bebé recién nacido, cuando se le vertía el agua sobre, su cabeza y se le daba un nombre. 

El dios del trueno realiza frecuentes incursiones en el mundo de los gigantes. 


Cuando viaja, lo hace siempre sobre un carro tirado por dos machos cabríos, Tanngrísnir (Rechinador de Dientes) y Tanngnióst (Crujidor de Dientes), que en caso de emergencia le sirven también de alimento, pues resucitan a partir de sus huesos siempre que estos hayan quedado intactos.

Le suelen acompañar dos sirvientes humanos, llamados Roskva y Tialfi, que son hermanos e hijos de un campesino. 
Tialfi ejerce las funciones de escudero, y desempeña un papel secundario en algunas de las aventuras de dios.
Si no fuese por las prestaciones voladoras de su carro, Thor no podría salir de Asgard, ya que el Bifrost le está vedado por motivos un tanto misteriosos, aunque Snorri Stúrluson cuenta que es debido a que su peso lo quebraría. 
Al cruzar el cielo, el carro de Thor deja a su paso tormentas.



Siguiente
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...